11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 1 de octubre de 2016, 09:56

El Papa a los enfermos y ancianos: "Vosotros sois los predilectos de Jesús"

El papa Francisco visitó hoy el gran centro médico que gestionan los padres Camilos en la periferia de Tiflis, dedicado a las personas más necesitadas, y en su discurso afirmó que los enfermos y los ancianos son "los predilectos de Jesús".

EFE


En su última jornada de viaje a Georgia, Francisco visitó el gran centro ambulatorio de los Camilianos, una orden que se ocupa de dar asistencia a enfermos, que se encuentra en la periferia de Tiflis y puede dar asistencia de forma gratuita a cerca 400.000 personas al año, entre ellas las mas pobres y necesitadas.

Uno de los Camilos, el padre Zurab, en su discurso pidió a Francisco unas palabras que les animen a continuar "ante un camino a veces difícil y lleno de obstáculos".

Ante los trabajadores del centro y algunos enfermos, Francisco les animó "a continuar por esta senda exigente y fecunda: las personas pobres y débiles son la 'carne de Cristo' que interpela a los cristianos de cualquier confesión".

A los enfermos, Francisco les aseguró: "Dios nunca os abandona, siempre está cerca, pronto a escucharos, a daros fortaleza en los momentos de dificultad".

"Vosotros sois los predilectos de Jesús, que quiso identificarse con las personas que sufren, sufriendo él mismo en su pasión".

Sobre las actividades caritativas, Francisco aseguró que son "el fruto maduro de una Iglesia que sirve, que ofrece esperanza y manifiesta la misericordia de Dios".

Y concluyó animando a los religiosos a seguir con esta misión, "viviendo la caridad en la Iglesia y manifestándola en toda la sociedad, con el entusiasmo del amor que viene de Dios".

Francisco después saludo a algunos enfermos que acuden a este centro, entre ellos muchos niños, y algunos de ellos dedicaron al pontífice algunos bailes y cantos.