30 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 2 de febrero de 2017, 11:56

Cientos de refugiados butaneses bloqueados en Nepal por el veto de Trump

Varios cientos de butaneses seleccionados para viajar a EEUU dentro de un programa de reubicación de refugiados han quedado en un limbo en Nepal por la decisión del Gobierno de Donald Trump de suspender la recepción de estas personas, informaron hoy diversas fuentes.
EFE

"Como el presidente de EE.UU. ha suspendido el programa de admisión de refugiados, no habrá ninguna salida a partir del 3 de febrero hasta nueva orden", informó a Efe Deepesh Das Shrestha, un funcionario del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR), al confirmar los términos de la instrucción girada por las autoridades estadounidenses.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que ha estado coordinando la reubicación de refugiados butaneses, anunció esta suspensión a los residentes en los campos de refugiados del distrito de Jhapa, a unos 700 kilómetros de Katmandú, agregó una fuente del organismo.

Fuentes de la Embajada de Estados Unidos en Nepal consultadas por Efe no hicieron comentarios sobre esta instrucción, que afecta a varios cientos de personas.

Según declaró a Efe Bhumpa Rai, un activista defensor de los derechos de los refugiados butaneses, alrededor de 1.000 se encuentran a la espera de traslado a Estados Unidos, algunos con complicaciones médicas, de un total de 11.185 butaneses que continúan en campos de refugiados de Nepal.

Alrededor de 105.000 butaneses, en su mayor parte de la etnia lhotshampa, muchos de ellos descendientes de una comunidad que se asentó en Bután a finales del siglo XIX, huyeron a principios de la década de 1990 a Nepal cuando el Gobierno butanés comenzó a aplicar la política "un Bután, un pueblo".

En 1992, el ACNUR asumió la responsabilidad de esta comunidad y ante la negativa a su readmisión por parte del Gobierno butanés, inició en 2008, en colaboración con la OIM, un programa de reubicación en ocho países distintos.

"Alrededor de 107.000 han sido reubicados ya", fundamentalmente en Canadá, Estados Unidos, y también en Nueva Zelanda, Australia, Dinamarca, Noruega, el Reino Unido y Holanda, dijo a Efe Shrestha.

Rai explicó que alrededor de 5.000 de ellos quieren regresar a Bután y han rechazado la opción de viajar a un tercer país.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó el 27 de enero cerrar las puertas a todos los refugiados por 120 días e indefinidamente para los sirios.

También suspendió la entrada en el país, durante 90 días, de todos los ciudadanos de siete países de población musulmana.