9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 24 de septiembre de 2016, 15:48

Argentina aspira a "llegar a la gloria" clasificándose a su segunda semifinal

Medellín (Colombia), 24 sep (EFE).- La selección argentina de fútbol sala, que se enfrentará mañana a Egipto en los cuartos de final del Mundial de Colombia, aspira a "llegar a la gloria" clasificándose a su segunda semifinal, según manifestó hoy su técnico Diego Giustozzi.

"Es una instancia decisiva; Argentina va a casa o llega a la gloria, porque históricamente no se le dio mucho llegar a semifinales", manifestó Giustozzi en conferencia de prensa.

Argentina buscará en el Coliseo Iván de Bedout de Medellín repetir la hazaña de la Copa Mundial de China Taipei 2004 en la que finalizó en la cuarta posición.

Para el estratega, que viene de eliminar en un partido cerrado a Ucrania (1-0), "jugar la semifinal de un Mundial puede ser algo único", así que ante el seleccionado egipcio tomarán precauciones y jugarán como si se enfrentaran a un candidato al título.

"Si Egipto eliminó a Italia, una potencia mundial, tranquilamente nos pueden eliminar a nosotros", reflexionó el entrenador.

Agregó que "La Albiceleste" tendrá "los cinco sentidos puestos en el partido" y lo afrontará "como si enfrentáramos a Italia".

Para Giustozzi, una de las prioridades en el compromiso estará encaminada en no subestimar a los africanos, pues Argentina "rozó la perfección" y fue más colectivo cuando sintió que el "rival lo podía superar".

El técnico confirmó que Maximiliano Rescia y Cristian Borruto actuarán ante Egipto, pese a que aún están siendo tratados de sus molestias por los médicos albicelestes.

"Están lastimados, pero van a jugar porque es una instancia decisiva y el partido lo tenemos que ganar al cien por cien", precisó el seleccionador.

Asimismo, enfatizó en la necesidad de mejorar en definición y admitió que es una asignatura pendiente para sus dirigidos, pues en cuatro partidos solo han convertido once anotaciones.

"Cualquier equipo podría perder la cabeza al errar tantos goles", dijo.

"Hay que resolver las situaciones mejor, es la deuda pendiente que tenemos. Hemos generado 220 tiros al arco en cuatro partidos, es una barbaridad, y solo tenemos 11 goles marcados", apostilló.

No obstante, el entrenador visualiza un partido similar al disputado frente a Ucrania, un "partido igualado y que no se decidirá tan rápido".

Giustozzi aseguró que afrontan en Colombia el Mundial "más equilibrado de la historia", por las sorpresivas eliminaciones de Colombia, Brasil e Italia, además admitió que los rivales han hecho sentir a Argentina favorita.

"Es lindo que te etiqueten de candidato, pero al mismo tiempo es difícil (?) los equipos se siente inferiores y pelean cada pelota como si jugaran contra Brasil o España", acotó el seleccionador.

"La Albisceleste" tuvo en el Coliseo Iván de Bedout su última práctica, en la que priorizó la definición y trabajó la estrategia que utilizará para superar a Egipto en el compromiso de los cuartos de final.