21 de julio
Viernes
Despejado
24°
Sábado
Despejado
17°
28°
Domingo
Despejado
20°
31°
Lunes
Despejado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 3 de febrero de 2017, 02:00

Ahora el FG estudia si la sesión contra la enmienda fue o no ilegal

El senador Richer reveló que juristas analizan la sesión del 25 de agosto último para saber si se puede anular o no. En caso afirmativo, el luguismo apoyaría al cartismo para suprimir rechazo a la enmienda.

El senador Hugo Richer contó que un equipo jurídico contratado por el Frente Guasu se encuentra estudiando la legalidad de la sesión del 25 de agosto de 2016 del Senado, donde la disidencia colorada con parte de la oposición rechazaron y enviaron al archivo un proyecto de enmienda a favor de la reelección presidencial, lo que trabó los planes del cartismo para conseguir en el Congreso el rekutu.

De salir la "anulación" de la sesión, algo que nunca se dio en la historia del Senado, los colorados oficialistas buscarán presentar otro proyecto de enmienda para lograr incorporar la figura de la reelección presidencial y así favorecer al presidente Horacio Cartes, por un lado, y, por el otro, al senador y ex presidente Fernando Lugo

"Yo no hablo de anular –dijo Richer a ÚH ante una consulta directa de que sí avalarían la anulación–. Enviamos los datos a juristas (de la sesión del Senado) y ellos nos dirán si se puede anular o no. Solo digo que hay que estudiar si los elementos que hay dan para anular o no".

La Constitución, en su artículo 290, es clara al afirmar que si un proyecto de enmienda es enviado al archivo en el Congreso no se puede volver a tratar el tema hasta dentro de un año. O sea, recién el 25 de agosto del presente año. Esto prácticamente mata el deseo reeleccionario del presidente, pues los tiempos electorales van en su contra.

¿UNIDOS A LA ANR? "Se violaron artículos del reglamento interno de la Cámara de Senadores", sostuvo el senador luguista.

Con esta postura, Frente Guasu sale de hecho a respaldar la intención de los senadores oficialistas para revivir la enmienda, anulando el proyecto rechazado.

Richer indicó ayer que no existen las firmas de los asistentes en la Comisión de Legislación y de Asuntos Constitucionales en las cuales los senadores se basaron para rechazar la enmienda.

"Nos preguntamos dónde está ese registro que muestre que eran mayoría y que firmaron ", acotó.

Recordó que el artículo 76 del reglamento de la Cámara Alta establece que las comisiones permanentes durarán un año en sus funciones y que para sus deliberaciones y resoluciones el quórum será de la mitad más uno de sus miembros.

A la vez, el senador recalcó que el artículo 113 de esta Cámara dice que ningún proyecto incluido en el orden del día podrá ser considerado, salvo resolución, sin haberse distribuido copias a los senadores, con dos días de anticipación, por lo menos.

"Nadie sabía que se iba a tratar ese proyecto", insistió.

Alegó que ni siquiera se convirtió en comisión el plenario para estudiar el tema.

"Es que necesitaban los 2/3 de los votos para que la sesión se convierta en comisión y no hicieron", resaltó.

Insistió en que su propósito es defender la legalidad de un procedimiento parlamentario, razón por la cual es más que necesario –recalcó– saber si se respetó la misma en la referida sesión legislativa.

Embed