26 de marzo
Domingo
Tormentas
22°
29°
Lunes
Tormentas
21°
29°
Martes
Parcialmente nublado
22°
31°
Miércoles
Despejado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Revista Vida
viernes 23 de diciembre de 2016, 17:26

Sumergidos en las compras

Las ventas se disparan, como de costumbre, en esta época del año en la que el consumo parece ser una consigna ineludible. Pero las maneras de comprar están cambiando.

Fotos: Javier Valdez


Él es el protagonista de la escena. Ese bebé de cerámica que representa al Niño Jesús es el personaje central del pesebre armado en muchos hogares paraguayos para celebrar la Navidad. Pero el escenario festivo de esta época tiene otro componente, menos espiritual y más mundano: el consumo, que en estos días alcanza sus máximos niveles con el incremento de las compras de fin de año.
El aumento de los gastos en esta época no es nada nuevo. Sin embargo, sí hay cambios en la forma en que compramos hoy. En estos últimos años, internet modificó las reglas de juego comerciales, dando lugar a otro tipo de prácticas de adquisición.
Carlos Fleitas, presidente de la Cámara Paraguaya de Comercio Electrónico (Capace), asegura que, si bien aún no hay estadísticas precisas, con base en la experiencia de los socios de este gremio se puede afirmar que en los últimos años ha crecido notoriamente el comercio electrónico en el país. Se estima que en Paraguay hay por lo menos 150 negocios que realizan comercio online.
Buscando rapidez
Los motivos que impulsan esta tendencia son varios: el ritmo de vida, que hace que la gente tenga cada vez menos tiempo y quiera todo más rápido; la necesidad de mejorar la calidad de los gastos, y la búsqueda de otras opciones, explica Fleitas.
Es que los consumidores actualmente buscan cosas que le hagan la vida más fácil y le ayuden a optimizar su tiempo. Así, hoy se valora más la eficiencia, la eficacia y la comodidad. "Los paraguayos están adoptando el hábito de comprar online. Y hoy existen varias alternativas válidas que hacen que esto sea más factible".
Sin embargo, vender a través de las redes sociales no se considera comercio electrónico. "Si bien las redes se utilizan como medio de comunicación o como una especie de vidriera para mostrar productos, las transacciones que se realizan a través de ellas no constituyen comercio electrónico, porque no existe toda la cadena del servicio de compra online, que incluye la posibilidad de pagar/cobrar, el envío y la seguridad", aclara Fleitas.
Lo ideal, en su opinión, es que quienes hoy se limitan a ofrecer productos a través de las redes sociales, puedan migrar en breve a un sistema de compras online, a través de un sitio web con todos los elementos necesarios para darle a los clientes la certeza de que están comprando en un sitio seguro.
Redes aliadas
A fines del año pasado, la consultora Deloitte le preguntó a consumidores latinoamericanos en qué pensaban gastar su aguinaldo. La respuesta mayoritaria fue que destinarían un 40% a compras de Navidad y un 32% al pago de deudas.
El estudio regional sobre tendencias de consumo reveló, además, que el método de pago preferido es el efectivo más que las tarjetas de crédito.
Las prendas de vestir y el calzado siguen siendo, por unanimidad, los regalos preferidos por los latinoamericanos para dar en Navidad. Hay determinados productos que la gente prefiere comprar en tiendas físicas: ropa, calzado y cosméticos. Mientras, cuando se trata de electrónicos, portátiles, libros y videojuegos, generalmente lo hacen por internet.
El uso de las redes sociales fue otro elemento estudiado por Deloitte, que encontró que los consumidores las usan mucho para verificar precios, leer las opiniones o recomendaciones de productos y obtener ideas sobre regalos. El 39% de los encuestados dijo haber sido influenciado por las redes en sus decisiones de compra.
Web chat commerce
Una tendencia mundial de compras, que ya está creciendo en otros continentes, es el llamado web chat commerce. Fleitas explica de qué se trata: "Básicamente es una tienda online, pero la modalidad es más a través de un chat, en el que uno interactúa con el vendedor, como si estuviera recorriendo una tienda y esa persona se le acerca a ofrecer productos, dar precios, responder a sus consultas, etcétera".
Pero la necesidad de tocar el producto sigue siendo fuerte. El estudio de Deloitte señala que, aunque las compras online crecen, las tiendas físicas mantienen el liderazgo por ese motivo.
La encuesta también resalta que el teléfono móvil se usa cada vez más para elegir los regalos. Esto refleja que, aunque la gente sigue recurriendo a los comercios tradicionales, utiliza internet como su principal aliado para comparar precios o buscar ideas, información y opiniones sobre productos. Entonces, las tiendas online y los motores de búsqueda se convierten en elementos clave en el inicio del proceso de compra.
Desafíos
En nuestro país, si bien está en crecimiento como decíamos al principio, el comercio online aun tiene muchos desafíos. "Queremos mejorar los sistemas de logística y medios de pago. También la confianza de la gente", proyecta el presidente de la Capace.
Él considera que estos canales comerciales pueden dar muchas posibilidades de crecer a las pymes y micropymes. "Nosotros creemos que eso va a favorecer a muchas personas, principalmente a aquellas que quieren exportar y que hoy no pueden hacerlo porque no tienen forma de realizar un cobro internacional o enviar un producto al exterior. Queremos estimular el mercado local, porque hay muchas empresas con potencial, pero no están viendo al comercio electrónico como una opción o una oportunidad de negocios".
Se cree que en un par de años la mayor parte de la población comprará en modalidad online. Por lo pronto, sigamos disfrutando de las compras en el mundo real.

...........................
TENDENCIAS
El showrooming es la práctica de probarse un producto pero comprarlo en internet, fundamentalmente para lograr un mejor precio.
El webrooming propone lo contrario: descubrir un producto online, pero comprarlo finalmente en un espacio físico, ahorrando la espera y los gastos de envío.

..........................................................................
CÓMO ADMINISTRAR EL AGUINALDO

Navidad2

La organización Superarte, que asesora sobre las finanzas personales y empresariales, recomienda dividir el aguinaldo en cuatro partes.

1. La primera fracción se puede gastar en vestimenta, regalos y festejos, en el marco de las celebraciones de Navidad y Año nuevo.
2. El siguiente 25% del aguinaldo puede ser destinado al mantenimiento de activos. Por ejemplo, para realizar las reparaciones de las conexiones eléctricas, plomería o pintura de la casa y revisar los desperfectos que pudiera tener el vehículo.
3. Es aconsejable utilizar otra fracción para el pago de las cuentas atrasadas o, en caso de estar al día con ellas, adelantar alguna cuota. La idea es evitar arrastrar las consecuencias de las deudas de años anteriores.
4. Destinar el 25% restante al ahorro, para luego utilizarlo en parte para la compra de materiales escolares, como uniformes y útiles, atendiendo a que las actividades académicas se inician en febrero. Lo demás queda disponible para los imprevistos que surjan en el 2017.

......................................................................................
COMPRAS ONLINE SEGURAS EN NAVIDAD
• Protegé tu equipo. No navegues en internet sin un antivirus adecuado, que incluya al menos un firewall y un antivirus.
• Ojo con las gangas. Tené cuidado cuando encuentres ofertas increíbles, porque pueden ser una estafa. Es importante tener precaución y observar minuciosamente toda la información proporcionada por los vendedores.
• Verificá la información de la página. Conocé dónde comprás. Mirá la reputación de la tienda o del vendedor online. Las tiendas online con buen historial publican de forma destacada su información corporativa y de contacto, así como sus términos y condiciones comerciales. Revisá siempre las políticas de privacidad y buscá certificados o sellos de seguridad.
• Cuidado con tu información personal. Nunca proporciones el número de tu tarjeta de crédito o datos bancarios a tiendas online que no sean de confianza. Es recomendable leer la letra pequeña para asegurarse de que los datos personales no serán vendidos a terceros.
• Pagá solo en páginas cifradas. Cuando hagas compras online, hacelo a través de páginas cifradas. Si es cifrada, la barra de navegación del explorador mostrará una conexión https. Antes de introducir cualquier información confidencial en este tipo de sitios, examiná el certificado de seguridad.
• Usá contraseñas seguras. Utiliza distintos códigos para cada servicio online. Una contraseña segura debería tener una combinación de letras, números y caracteres especiales.
• Guardá los recibos. Conservá todos los recibos de tus compras online para poder acreditarlas si fuese necesario. También se deben conservar las copias de las confirmaciones de pedido y facturas, además de todos los correos electrónicos que se reciban por parte del vendedor.
(Fuente: Kaspersky Lab)