28 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 20 de marzo de 2017, 01:00

“Si me llega a pasar algo, él es el responsable de esto”

“Bueno soy Diana, y voy a salir con Antonio López, el amigo de Carlos y Jaret el ex de mi hermana Mabel, nos vamos en una quinta supuesto dueño 'Jorge' dejo esta nota por si me llegue a pasar algo, él es el responsable de esto”. “Alma está enterada de esto”.

Esto reza en la escueta esquela que supuestamente había dejado Diana Florentín Barrios, la joven de 18 años, cuyo cuerpo fue encontrado el miércoles pasado al orillas de un arroyo de la compañía Leiva’i, distrito de Coronel Oviedo.

El cuerpo estaba totalmente desnudo, boca arriba, tirado en un arenal.

La mujer fue reportada como desaparecida por sus familiares el viernes, alrededor del mediodía. Aparentemente, ya presumían lo que le iba a ocurrir aquel día.

Una vez que los intervinientes tuvieron conocimiento de la existencia de la esquela, buscaron a Antonio Adrián López García, de 22 años, quien se encontraba en la vivienda de un familiar en la compañía Caraguatay, de la ciudad de Coronel Oviedo.

Los agentes de la División de Investigación de Delitos fueron hasta el lugar y dialogaron con el padre del sospechoso, identificado como Silvestre López, quien dijo que estaba regresando de visitar a su hijo, quien se encontraba en las cercanías. El hombre accedió a acompañar al personal policial hasta el lugar donde se encontraba el sospechoso del crimen.

Una vez en el domicilio fueron recibidos por el propietario, Luis López, tío del sospechoso. Pero, en ese momento, Antonio López se percató de la presencia de los policías y se dio a la fuga, internándose en una zona boscosa situada en la parte posterior del inmueble.

El dueño de la vivienda entregó a los intervinientes una maleta con prendas de vestir y otros objetos. Entre ellos, encontraron en uno de los compartimientos un revólver calibre .22 de la marca Doberman, con tres vainillas percutidas y siete cartuchos vivos sin percutir en los alveolos.

Además los intervinientes hallaron cuatro vainillas servidas y cuatro cartuchos vivos sin percutir, todos calibre 22, y un cartucho vivo calibre 44.40; todos estaban ocultos entre las prendas de vestir. Asimismo, encontraron una billetera de cuero amarillo de uso femenino, entre los varios objetos.

Seguidamente, el propietario de la vivienda entregó una motocicleta de la marca Star modelo Amazona 250 cc, de color negro con gris, propiedad de Antonio López.

Hasta el momento los intervinientes no manejan las causas del crimen, aunque no descartan que sea por una cuestión pasional. Tampoco se cuenta con la certeza de si el homicidio se registró en el lugar donde fue hallado el cuerpo o si fue arrojado en el sitio donde lo encontraron, al costado del puente sobre el arroyo Leiva’i, distante unos 15 kilómetros del centro de Coronel Oviedo y unos 20 kilómetros de Potrero Cue, compañía donde residía la víctima. De momento, sigue la búsqueda del sospechoso.