26 de julio
Martes
Mayormente despejado
17°
33°
Miércoles
Despejado
16°
32°
Jueves
Despejado
16°
31°
Viernes
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 8 de enero de 2017, 13:17

Lo peor está por venir, dice Sam Sunderland, líder de las motos del Dakar

La Paz (Bolivia), 8 ene (EFE).- El piloto británico Sam Sunderland (KTM), líder del Dakar en la categoría motos al cabo de la primera semana, dijo este domingo en una entrevista con Efe que la primera parte fue "muy difícil". pero que "lo peor está por venir".

"Fue una semana muy difícil. Esta carrera es más sobre limitar errores que sobre andar rápido. El Dakar es muy largo, tenemos un largo camino por delante y tenemos que seguir haciendo lo que estamos haciendo: no cometer muchos deportes", dijo Sunderland desde el campamento de La Paz durante el día de descanso.

Tras la primera semana de la carrera, el piloto de KTM es líder, seguido por el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) a 12 minutos y el francés Adrien van Beveren a 16:07 minutos.

Sunderland fue cuarto en la primera y en la segunda etapa, tercero en la tercera, octavo en la cuarta y alcanzó el liderato al ganar la quinta.

"Físicamente, el día tres fue el más difícil. El camino estaba muy complicado y la navegación era difícil", explicó sobre la etapa que unió las ciudades argentinas de San Miguel de Tucumán y San Salvador de Jujuy.

Sin embargo, no todo es alegría para Sunderland, ya que su compañero de equipo, el australiano Toby Price, abandonó el Dakar tras sufrir una fractura en el fémur de la pierna izquierda al caerse durante la cuarta etapa. El piloto británico aprovechó el día de descanso para visitar en el hospital al campeón de 2016.

"Esta bien de animó, eso es importante. Estoy feliz de ver que está bien de animo, aunque fue una dura lesión la que sufrió. Creo que se va a recuperar bien y que dentro de poco va a estar en Australia con sus amigos", sostuvo.

"Yo tuve una lesión parecida el año pasado y me perdí el Dakar. Me rompí el fémur tres meses antes del Dakar y fue muy difícil para mí. Debemos aceptar que es parte de nuestro deporte. El motociclismo puede ser peligroso, hay que estar concentrado y tratar de evitar estas situaciones, aunque a veces no puedes y debemos aceptarlo", agregó.

Sunderland consideró que "la velocidad y el peligro" es lo que hace tan emocionante el Dakar.

La carrera se reanuda este lunes con la séptima etapa, que lleva a los pilotos a la ciudad de Uyuni en un recorrido de 622 kilómetros, 322 de ellos cronometrados.

"Estoy seguro de que se nos vienen algunas etapas más complicadas que las primeras, por el calor y la arena de Argentina. Vamos a tener una segunda semana difícil, lo peor está por venir", sentenció.