8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 26 de octubre de 2016, 21:13

Daniel Ricciardo se une a la festividad de Día de Muertos en México

México, 26 oct (EFE).- El piloto australiano Daniel Ricciardo, del equipo Red Bull, se unió este miércoles a la tradicional festividad de Día de Muertos que se celebra en México el 1 y 2 de noviembre.

Ricciardo, quien marcha en tercer lugar de la clasificación mundial de pilotos con 227 unidades, mostró su lado divertido previo al Gran Premio de México que se correrá este fin de semana en el autódromo Hermanos Rodríguez de esta capital y peleó con la muerte, a la que venció.

En un acto con uno de sus patrocinadores en la Ciudad de México, el piloto de 27 años apareció maquillado del rostro como una calavera, como también se le llama a los huesos del cráneo, y fue protagonista de una ofrenda, fundamental la festividad y que es una especie de instalación en la que se colocan bebidas, alimentos, velas, flores y objetos que gustaban y usaban los fallecidos.

La celebración del "Día de Muertos" en las comunidades indígenas mexicanas desde 2003 es reconocida por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad y es una forma de festejar la vida y no ver la muerte como episodio triste.

Desde esa perspectiva, el patrocinador se la dio a conocer a Ricciardo quien, como todo extranjero, se sorprendió de que en México se vea la muerte como algo festivo pero aceptó de manera divertida.

Ricciardo y sus colegas protagonizarán el Gran Premio de México, evento que ocurrirá en los días previos a la gran celebración del Día de Muertos que incluirá un carnaval y un desfile que se celebrará el próximo sábado en esta capital.

El origen de la festividad es anterior a la llegada de los españoles y según las creencias en esta fecha "se vuelve a recibir a los que ya no están", la cual se fusionó con las celebraciones católicas del Día de Todos los Santos y Día de los Fieles Difuntos que se celebran 1 y 2 de noviembre.