9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 10 de septiembre de 2016, 13:59

Cristina Fernández acusa al Gobierno de "atacar a los que ya no están"

Buenos Aires, 10 sep (EFE).- La expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) acusó hoy al actual Gobierno argentino de "perseguir y atacar a los que ya no están", en referencia a su fallecido esposo, el también exmandatario Néstor Kirchner (2003-2007).

"Como el desastre económico generado por el gobierno cada vez es mayor, para intentar taparlo ya no les alcanza con perseguir a CFK (Cristina Fernández de Kirchner)... Ahora el gobierno también se dedica a perseguir y atacar a los que ya no están y ni siquiera pueden defenderse", escribió hoy Fernández en su cuenta de Twitter.

Junto al mensaje, la expresidenta publicó una foto de la portada de hoy del diario La Nación, en la que ocupa un lugar destacado la noticia de que la Unidad de Información Financiera (UIF) del país pidió este viernes inhibir los bienes de la herencia de Néstor Kirchner, fallecido en 2010.

Asimismo, la UIF reclamó que se designe un administrador judicial hasta que se defina la situación judicial de su viuda y de sus hijos -Florencia y Máximo- en relación a una causa que investiga presuntas irregularidades en una empresa gestora hotelera, Hotesur, participada por Fernández.

El caso Hotesur se abrió a raíz de una denuncia presentada en noviembre de 2014 por la diputada opositora Margarita Stolbizer, quien acusó a Fernández y a otros altos cargos del Gobierno de entonces de presuntos delitos de violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad en la gestión de la empresa.

Stolbizer aseguraba que el Hotel Alto Calafate, un establecimiento de lujo situado en la villa turística de El Calafate (sur) propiedad de Hotesur, podría ser un alojamiento "fantasma" usado en su momento por el matrimonio Kirchner para hacer supuestos negocios irregulares junto al empresario Lázaro Baez.

Ya el pasado julio, la Justicia dispuso el embargo sobre 5,7 millones de dólares de cuentas y cajas de seguridad de propiedad de Florencia Kirchner, un dinero que la joven dijo era producto de la herencia de su padre y de la cesión de gananciales que efectuó su madre.