2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 21 de octubre de 2016, 22:33

Macri y su esposa asisten a la cena anual de una fundación benéfica en Buenos Aires

Buenos Aires, 21 oct (EFE).- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada, asistieron hoy en Buenos Aires a la cena anual de la Fundación Margarita Barrientos, que gestiona desde hace dos décadas un comedor comunitario en el que a diario se alimentan, actualmente y sin coste, más de 2.000 personas.

Al disertar como orador principal en la cena, realizada en el Instituto Superior de Seguridad Pública de la capital, el jefe de Estado citó a Barrientos, quien estaba sentada junto al matrimonio, como un "símbolo de la generosidad, de la lucha, del amor y dueña de un increíble espíritu emprendedor".

"Trabajando en tantos proyectos juntos siento que aprendí mucho", subrayó Macri sobre su relación con la trabajadora social, con quien cultivó una gran confianza en tiempos en los que era alcalde de Buenos Aires (2007-2015).

El mandatario señaló sobre su objetivo de ir hacia la pobreza cero, uno de los pilares de su Gobierno, que los argentinos son "capaces de generar las oportunidades que se necesitan para reducir la pobreza y demostrarse a cada uno de que sí se puede".

En este sentido, recordó que el Ejecutivo adoptó desde que asumió el poder, en diciembre de 2015 y tras más de una década de Gobiernos kirchneristas, varias medidas de ayuda a los sectores más vulnerables, que benefician a 14 millones de personas, como la ampliación de las asignaciones, las tarifas sociales y el programa de Reparación Histórica a los jubilados.

"Estamos tendiendo un puente entre la Argentina de hoy y la que va a ser. En el desafío de reducir la pobreza hay que generar trabajo de calidad", remarcó.

"Cuanto más viajo, más creo en todo lo que podemos hacer. Somos capaces de grandes cosas cuando nos comprometemos, nos decidimos y trabamos con humildad", añadió.

Además de por su esposa y Barrientos, el presidente estuvo acompañado, entre otros, por el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, las ministros de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Seguridad, Patricia Bullrich, y el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Unas 800 personas concurrieron a la cena, en la que se sirvieron empanadas, de entrada, y fideos a la bolognesa como plato principal.

A su turno, Barrientos agradeció el compromiso de las autoridades porque junto a ellas se puede "construir y hacer muchas cosas".

La mujer, de 65 años, nació en Santiago del Estero (noroeste), y tras mudarse a Buenos Aires, en 1996 fundó el comedor "Los Piletones" en el desfavorecido barrio porteño de Villa Soldati.

Si bien durante un tiempo lo mantuvo con lo que obtenía de la recolección urbana, el comedor comenzó a recibir donaciones luego de que la prensa diera a conocer su obra.

Un hogar de ancianos, un centro de salud, panadería, biblioteca o jardines de infancia integran ahora las instalaciones de Los Piletones, que cuenta también con refugio para mujeres víctimas del maltrato.

Colaboradores sin ánimo de lucro consiguen que día a día este lugar salga adelante.

Además, en agosto último Barrientos inauguró un comedor en Santiago del Estero, cerca del lugar donde nació, con igual objetivo de prestar ayuda a personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas.

Barrientos, casada y con 12 hijos, recibió el título de propiedad del comedor Los Piletones en septiembre pasado, después de 21 años de estar en el lugar, y este mes, la Fundación que encabeza fue declarada de Interés Social por parte de la Legislatura porteña.