25 de febrero
Sábado
Nublado con chubascos
22°
32°
Domingo
Mayormente nublado
24°
33°
Lunes
Mayormente nublado
24°
34°
Martes
Nublado con chubascos
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 10 de enero de 2017, 12:59

Brasil despide con honras fúnebres al embajador griego asesinado

Río de Janeiro, 10 ene (EFE).- El Gobierno brasileño realizó hoy una ceremonia de honras fúnebres con cuerpo presente en homenaje al embajador griego asesinado, Kyryakos Amiridis, y a las autoridades helenas.

El homenaje, realizado en la Base Aérea de Galeao, en Río de Janeiro, siguió la liturgia cristiana griega ortodoxa, según informaron a Efe fuentes consulares griegas.

El acto contó con la presencia del embajador heleno en Argentina, Dimitrios Zevelakis, en representación del Gobierno griego, y del subsecretario de la Cancillería brasileña, José Antônio Marcondes de Carvalho, en representación del presidente Michel Temer, quien está de viaje en Portugal para acudir al funeral del exmandatario Mário Soares.

Marcondes prestó condolencias a la familia de Amiridis y resaltó la contribución del embajador en el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas entre Brasil y Grecia.

El entierro de Kyriakos Amiridis se realizará en su país natal, donde el próximo jueves está prevista otra ceremonia religiosa en su homenaje.

Amiridis fue encontrado muerto el pasado 29 de diciembre en Nova Iguaçú, un suburbio en la zona norte de Río de Janeiro, tres días después de que su mujer denunciara su desaparición.

Su cuerpo, completamente carbonizado, estaba dentro de un vehículo debajo un puente.

El embajador fue víctima de un crimen de violencia doméstica planeado por su ahora viuda, la brasileña Fraçoise Amiridis, de 40 años, y ejecutado por el amante de esta, un agente de policía, y un primo de este último, según los investigadores responsables por el caso.

Los tres acusados de haber preparado y cometido el crimen fueron detenidos por la policía y están en prisión preventiva.

El primo, Eduardo Moreira, declaró que la propia esposa le contrató y le ofreció personalmente unos 24.000 dólares por participar en el homicidio, los cuales les serían ingresados treinta días después de ejecutarlo si no ocurría ningún imprevisto.

El matrimonio estaba casado desde hacía 15 años y tenían una hija de 10 años de edad.

Kyriakos Amiridis, de 59 años, fue cónsul de Grecia en Río de Janeiro entre 2001 y 2004 y había asumido como embajador en Brasilia a comienzos de 2016.

Abogado de la Universidad de Aristóteles de Tesalónica, Amiridis, que disfrutaba de sus vacaciones de final de año en Río de Janeiro, comenzó su carrera diplomática en 1985 y antes de asumir como embajador en Brasilia fue titular en Libia entre 2012 y 2016.