País

Zafan del calor y la falta de agua en una pileta callejera de Guarambaré

En estos días de intenso calor, la aguatera del barrio no provee el servicio y moradores van al agua represada a darse un baño. El responsable del lugar planea ampliar para el 2020.

Balneario La Calle. Sobre la calle 14 de Mayo entre Manuel Domínguez e Isidoro Pineda está instalada una pileta pública que funciona desde agosto del 2013, aprovechando el agua de nacientes que pasan por la zona. Antonio Mora, albañil y poblador de la cuadra, había tenido la idea de revestir las paredes del muro de canalización que se había construido en medio de la vía pública y luego su iniciativa fue mejorada con aportes de la Municipalidad de Guarambaré, reforzando los muros del canal y rellenando y pavimentando la cuadra.

Don Antonio comentó que los fines de semana tiene bastante concurrencia de gente y la pileta de 20 metros de largo se llena de gente, mayormente niños, aunque no faltan los adultos que se tiran al agua represada.

Una de las vecinas comentó que la pileta es un alivio para los pobladores de las cuadras del barrio San Miguel, porque en los días de mucho calor el servicio de la aguatera es muy malo y deja de proveer agua potable a la comunidad.

“A la noche van mucho los vecinos para aplacar el calor en la pileta que tiene un agua refrescante como siempre que es el agua de un yvu (naciente). Así se compensa en algo la falta del servicio de la aguatera. Incluso, retiramos esa agua y traemos a la casa para hervir y beber”, relató Nilda de Barreto.

Ayer la pileta estaba vacía cuando llegó Última Hora. El agua de la naciente que corre por el lugar dejó de ser represada por el vecino encargado, para permitir la limpieza de las paredes, y así ofrecer agua cristalina a los visitantes que acuden en una cantidad apreciable, sobre todo, los fines de semana, desde la tarde hasta muy entrada la noche

Visitantes. Don Antonio expresó que entre la gente que se acerca hasta la pileta los fines de semana no solo están los pobladores de Guarambaré, sino también acuden desde ciudades vecinas como Ñemby, Itá, Ypané y hasta de Asunción.

Consultado sobre el comportamiento de los visitantes, dijo que se le pide a la gente no consumir alcohol y que no emitan ruidos molestos con las músicas desde los vehículos que estacionan por las inmediaciones.

Los vecinos de la cuadra tienen pendiente una reunión para elegir las nuevas autoridades de la comisión vecinal, al vencer el mandato de los anteriores responsables.

Proyecto. “Una vez que tengamos la comisión vecinal hay que empezar a ver el proyecto de ampliación de la pileta para el año próximo, y gestionar de nuevo el apoyo de la Municipalidad, la Gobernación o Itaipú”, acotó el señor Mora.

Apuntó que como albañil estima que unos G. 50 millones saldría la obra proyectada. Dijo que la idea que tiene en particular es ensanchar la pileta hacia uno de los costados de la calzada, y lo que queda de ese lado destinar solo al paso peatonal, y la otra calzada dejar para el paso vehicular.

Dijo que los vecinos ayudan en la limpieza de las malezas del entorno y que para concretar la pileta en el 2013 también tuvo apoyo de pobladores y comerciantes del entorno.

La mayor concurrencia se da fines de semana. Pedimos que no se consuma alcohol y que no haya ruidos molestos. Antonio Mora, propulsor.

El agua es muy fresca porque es de un yvu, y eso atrae a los que residen en los alrededores a acudir a darse un chapuzón. Nilda de Barreto, vecina.

Dejá tu comentario