Economía

Yacyretá pagó USD 1,2 millones a la cúpula paraguaya en solo 6 meses

Pese a no tener un ordenamiento financiero, la binacional sigue pagando astronómicos salarios y bonificaciones. En el nuevo Gobierno, la erogación alcanzó G. 7.800 millones para sus directivos.

@Maikbenz

La Entidad Binacional Yacyretá (EBY), a diferencia de Itaipú, nunca ha tenido un ordenamiento financiero en prácticamente toda su existencia, pues no se ha asentado la deuda de la binacional con el Tesoro argentino y tampoco ha cobrado lo que realmente le facturó al país vecino durante décadas. Ángel Recalde, ex director paraguayo, incluso había asegurado que la hidroeléctrica se encontraba en quiebra, por lo que urgía aprobar el acuerdo Horacio Cartes - Mauricio Macri.

Pese al descalabro en sus finanzas, la entidad no ha escatimado en los pagos a su personal superior, tanto en el lado paraguayo como en el argentino. No obstante, la margen local cuenta con aproximadamente 2.000 trabajadores y la margen vecina tiene alrededor de 700 funcionarios.

De acuerdo con la planilla oficial de la EBY, de agosto de 2018 a enero de 2019, el director Nicanor Duarte Frutos y los cinco consejeros paraguayos han recibido poco más de G. 3.548 millones por remuneración, bonificaciones (plus anual, ayuda escolar, ayuda vacacional y aguinaldos) y viáticos. Cada consejero percibe mensualmente G. 81.456.890, mientras que Duarte Frutos cobra G. 94.888.260. A pesar de sus altos sueldos, vuelven a recibir viáticos por sus viajes a Buenos Aires.

Un caso peculiar es el del consejero Víctor Almirón Achar, pues en el documento se registra su ingreso el 15 de agosto de 2018, aunque se observa que ya estuvo cobrando una remuneración en los meses anteriores. Desde la EBY comentaron que ya era funcionario de la entidad, pero tuvo permiso para dedicarse a su campaña proselitista, pues se había candidatado para diputado de Misiones por el movimiento Colorado Añetete.

PERSONAL SUPERIOR. Para los demás altos directivos, quienes integran las secretarías y jefaturas de departamentos, se ha desembolsado un total de G. 4.295 millones (ver infografía). En este grupo, solo Luis Fretes Escario, director financiero; Leopoldo Melo, subjefe técnico; y Carlos Semidei, gerente del Plan de Terminación de Yacyretá (PTY) son funcionarios de carrera, por lo que en algunas de sus gratificaciones se incluyen los meses anteriores.

No obstante, el resto de las autoridades fueron nombradas con el nuevo gobierno (entre agosto y setiembre de 2018), y llama la atención el hecho de que ya están cobrando antigüedad, según se puede apreciar en la planilla. Además, todos estos trabajadores perciben bonificación familiar y subsidio por energía eléctrica. A su remuneración base se les suman otros conceptos como presentismo y gastos de almuerzo.

Sumando los pagos a las dos planas dirigenciales, se obtiene que la EBY ha destinado G. 7.844 millones (USD 1,2 millones) en solo seis meses. La cifra es mayor a la desembolsada por Itaipú para su cúpula, pues en el organigrama de la EBY se integran más directivos.

“ESTÁ ESTABLECIDO”. Cuando asumió la dirección paraguaya, Nicanor Duarte Frutos aseguró que iba a aplicar una política austera, empezando por la reducción en los gastos de personal. Consultado sobre estas erogaciones para la plana principal, comentó que las disposiciones de Yacyretá así lo establecen, por lo que no se pueden modificar.

Añadió que sí se buscaron reducciones de gastos en otros grupos de funcionarios, como es el que lo componen los tercerizados.

“En los directores, consejeros y personal superior no hay posibilidad de cambiar, porque forma parte de la estructura de la entidad. Las reducciones se estaban haciendo en los funcionarios tercerizados, que hay todavía muchos. También en cargos que no se refieren al personal superior”, remarcó el ex jefe de Estado.

Embed

Argentinos quieren reducir los gastos
Desde hace algunos años los argentinos vienen cuestionando los pagos que se hacen en la margen paraguaya, debido a la gran cantidad que posee. De hecho, bajo la presidencia de Mauricio Macri se había iniciado una política de reducción de gastos en el lado argentino de la hidroeléctrica y se esperaba que el lado paraguayo haga lo propio. Esa había sido una de las condiciones en las negociaciones del Anexo C.La idea quedó plasmada en la Nota Reversal 2/17 (firmada por Cartes y Macri) y que ahora depende del Congreso argentino para su aprobación y aplicación (el Congreso paraguayo ya dio su visto bueno). El documento reconocerá la deuda de USD 4.084 millones de parte de Yacyretá con el Tesoro argentino, pero de acuerdo con las autoridades binacionales, ordenará la caótica situación financiera, lo que permitirá que ambos países empiecen a recibir los beneficios que les corresponden.



Dejá tu comentario