Política

Ya más de 60.000 jóvenes en el país piden ser objetores

La ley de objeción de conciencia rige desde el 1 de julio y ya comenzó a ser efectivo el servicio civil alternativo al militar, en instituciones públicas y privadas. En Lambaré se hará limpieza de cauces.

La encargada de la Dirección General de Objeción de Conciencia, Eva Giménez, dependiente de la Defensoría del Pueblo, informó que alrededor de 60.000 jóvenes hasta ahora solicitaron ser objetores de conciencia.

El 1 de julio comenzó a regir la reglamentación de la Ley 4013/10, que dispone el servicio sustitutivo para los que se declaran objetores de conciencia y a la fecha ya son cerca de 1.200 las personas que están cumpliendo con las tareas civiles voluntarias para obtener su carnet.

Mientras que más de 400 pidieron ser declarados insolventes. Esta es una opción para aquellos que no tienen tiempo para el servicio militar ni el civil y además no pueden pagar la multa de cinco jornales mínimos (G. 407.000), conforme al artículo 21 de la Ley.

La Defensoría del Pueblo firmó recientemente un convenio con la Gobernación de Guairá para desarrollar en la institución el servicio civil obligatorio (SCO), teniendo en cuenta que en Villarrica se inscribieron más de 7.000 objetores que ya comenzarán con los trabajos.

También se logró acuerdo con la Gobernación de San Pedro y con el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades). Por su parte, en Caaguazú comienzan la semana próxima.

El objetivo es que en el interior del país se cumpla con el servicio civil obligatorio.

Por su parte, la Municipalidad de Lambaré ya realizó la convocatoria a los jóvenes la semana pasada y en días más se inician las actividades de limpieza de los arroyos con 400 objetores.

Los jóvenes que trabajan o estudian deben cumplir 240 horas de servicio como voluntarios y los que no desempeñan ninguna actividad, 480 horas. Como opción, pueden acceder a capacitaciones que le eximen del SCO.

El artículo 129 de la Constitución Nacional dispone que el ciudadano paraguayo debe prestar servicio militar o en su defecto, un servicio sustitutivo. Mientras que el 37 de la Carta Magna establece el derecho a la objeción de conciencia, que fue reglamentado en el 2010 por la Ley 4013/10.

En el 2011, mediante un decreto, se conformó el Consejo Nacional de Objeción de Conciencia, que junto con la Defensoría del Pueblo, se encarga de la aplicación.

Este organismo reglamentó el servicio civil el 19 de diciembre de 2018, conforme con el artículo 8 inciso D de la Ley 4013, y se impusieron seis meses para su socialización, cuyo plazo se cumplió a fin de junio.

Giménez detalló que como el Consejo no tiene presupuesto, se equiparan las condiciones del objetor a las del cimeforista, ya que este no recibe remuneración del Estado.

Mediante la ley, se iniciaron alianzas con instituciones, tales como Un Techo para mi País, Bomberos Voluntarios, Boys Scouts, organizaciones sin fines de lucro, ministerios, municipios, gobernaciones, entre otros. El joven elige qué hacer y en qué horario al momento de registrarse.

Giménez recordó que los que no poseen carnets, no pueden acceder a becas en el exterior, escalafón, concursos públicos ni contratos laborales.

El Servicio Paz y Justicia (Serpaj) había calificado al SCO como una práctica injustificable y pidió a los jóvenes que no lo cumplan.

Dejá tu comentario