País

Y ¿ahora qué?

Es la pregunta que más me hacen después del fraude de las elecciones. Y la única respuesta que les puedo dar es otra pregunta.

Y ¿por dónde comenzamos?

Siempre nos han dicho que íbamos acercándonos a la realidad de México. Corrupción generalizada, narcotráfico, coimas, instituciones vendidas, bandidaje, relaciones tramposas, carencia de la justicia que compra y vende. Todavía no hemos llegado a lo de 145 asesinatos a dirigentes de la oposición en la últimas elecciones, pero y se inició ya aquí con la masacre de Curuguaty en Marina Cué.

Pero en México con la victoria de Morena (Movimiento de Regeneración Popular) de Andrés Manuel Lopez Obrador mi respuesta-pregunta ya tiene una respuesta.

En México ya tienen un punto de apoyo que es un presidente de izquierda dispuesto a luchar contra todo lo malo anterior. Los mexicanos con él, ganador de los 31 de los 32 estados del país, van a comenzar una vez más el cambio.

Pero ¿nosotros ahora por dónde comenzamos? ¿Cuál es nuestro punto de apoyo?

Todo va orientado a que con los mismos personajes corruptos que hicieron el rekutu y las mismas instituciones sometidas a ellos los cinco años pasados se repitan en los próximos cinco que vienen con este gobierno.

Repito, pero nosotros ¿por dónde comenzamos?

La ciudadanía cada vez más organizada tiene que expresar muy claramente que el partido hegemónico no es el Estado paraguayo. Es una parte “partidaria” de la ciudadanía que si es elegida (sin fraude) nos tiene que representar. Por lo tanto tiene que conocer las verdaderas necesidades del país y procurar darle solución. Sin ello en la próximas elecciones, que procuraremos que sean sin fraude, nunca más llegarán al poder.

Y cada vez más el gobierno debe de sentir la presión necesaria para que sirva al Paraguay y no al contrario, como está acostumbrado, que el país sea el objetivo de sus robos y ganancias personales.

Dejá tu comentario