Nacionales

Volpe, con duras críticas al sector público

Con duras críticas al sector energético, al contrabando y a la falta de transparencia en las instituciones públicas inició el acto inaugural de la Expo 2018. El titular de la Unión Industrial del Paraguay, Gustavo Volpe, refirió que el presidente electo Mario Abdo Benítez afrontará el gran desafío de renegociar el Tratado de Itaipú y alinearlo a los intereses de los diferentes sectores del país.

El evento de inauguración inició poco después de las 10.00, con las palabras del presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Gustavo Volpe, en el ruedo central del predio de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), en la ciudad de Mariano Roque Alonso.

Del acto tomó parte el presidente electo Mario Abdo Benítez, así como el titular del Congreso Nacional, Silvio Beto Ovelar y el ex presidente de la República, Nicanor Duarte Frutos. No participaron ni el mandatario saliente Horacio Cartes ni los ministros del Poder Ejecutivo.

En su discurso inaugural, Volpe contrastó las dos realidades que envuelven al país actualmente. “Por un lado, tenemos un país pujante que apunta a superar los desafíos de las nuevas generaciones y, por el otro, tenemos a una clase política plagada de vicios”, señaló el empresario.

En ese sentido, apuntó a que el escenario político ofreció, en los últimos tiempos, una imagen “deslucida, estéril y deprimente”. En la ocasión, exigió el cese de las rencillas, teniendo en cuenta las consecuencias nocivas que acarrean.

Nota relacionada: Cartes evitará a Marito y hará vacío a la Expo tras el escándalo de carne

En cuanto a los puntos particulares que afectan al sector industrial, criticó el ingreso de mercaderías ilegales en la frontera con Argentina y Brasil, que son comercializadas ante los ojos de las autoridades de control.

“Pareciera que los compatriotas han aprendido a convivir con el contrabando y la informalidad, consideran que esos males son una ventaja, ya que les permite obtener productos de consumo a precios más bajos”, enfatizó.

La seguridad no quedó exenta de las críticas. El empresario mencionó que, pese a reconocer los avances en otras materias, aún queda pendiente reforzar las tareas de combate contra el crimen organizado y el narcotráfico.

“Generosidad con dinero ajeno”

Volpe habló además del posible aumento de impuestos para el sector, que sería planteados por el nuevo gobierno. No obstante, aclaró que los miembros del equipo económico descartaron esta medida, pero subrayaron “la necesidad de limitar la exoneraciones”.

Ante ello, refirió que sería “grotesco” que tal consideración sea puesta en marcha en vista al “gigantesco derroche de fondos públicos”. Como ejemplo, citó a las jubilaciones vip para los parlamentarios, aprobada por el nuevo Congreso.

“Es generosidad con el dinero ajeno, porque es nuestro, de nuestros empresarios, de los empleados y de la gente de la calle. Es algo que quienes ostentan el poder consideran como un derecho adquirido y consustancial al cargo”, puntualizó.

Manifestó que el sector empresarial considera inmoral el planteamiento del aumento en los tributos sin racionalizar de forma drástica el gasto público.

Renegociación del Tratado de Itaipú

Igualmente, el empresario resaltó la problemática energética desatada a raíz de la falta de suministro de energía eléctrica, que atenta directamente contra la productividad y competitividad representando a la vez una barrera para la expansión de la producción local.

Por otra parte, se refirió a la renegociación del tratado de Itaipú como uno de los compromisos esenciales que debe asumir Mario Abdo a favor de los intereses del país.

Dejá tu comentario