Editorial ÚH

Caso gatillo fácil: ¿En manos de quién pone el Estado las armas?

Siete policías rociaron a balazos un automóvil y mataron a un joven de 26 años durante la búsqueda de delincuentes que poco antes habían asesinado a un uniformado en Ciudad del Este. La pareja y un niño pequeño se salvaron de milagro. Este caso de gatillo fácil se suma a otros previos, y el cuestionamiento es el mismo para las autoridades sobre el nivel de preparación de los uniformados y si el Estado sabe en manos de quién deposita las armas. Es inaceptable seguir exponiendo a la población a la violencia policial.