País

Villeta busca llevar el cañón Criollo al sitio que defendió

 

Los pobladores de Villeta reivindican el papel que jugó la ciudad en la historia del Paraguay durante la Guerra contra la Triple Alianza (1865-1870). Por eso solicitan a la Secretaría Nacional de Cultura (SNC) trasladar a una plaza local el cañón Criollo, que defendió a la población villetana durante la contienda.

Ezequiel Pereira, de la Comisión de Historia y Cultura de Villeta, comentó que por una cuestión de justicia histórica de la Epopeya    Nacional hubiera sido más conveniente que el cañón, que actualmente se encuentra en la Plaza de Armas (frente al Congreso Nacional), repose en la ciudad de Villeta, porque fue el único lugar donde estuvo activo en combate, defendiendo el puerto de Angostura.

Relata que el cañón Criollo fue capturado por el ejército argentino y trasladado al país vecino después de la campaña de Pikysyry, zona de Villeta, el 30 de diciembre de 1868.

En 1904 se pensó fundir el cañón de bronce y hacer un Cristo redentor, pero la idea decayó ante la imposibilidad de trasladar la pieza de artillería. En 1954, con la asunción del dictador Alfredo Stroessner al poder, el general Juan Domingo Perón devuelve a Paraguay las reliquias de la guerra y, entre ellas, el cañón.

Pereira lamentó que este patrimonio del Estado se encuentre en un lugar en abandono como es el caso de la Plaza de Armas: “Por más que uno intente arreglar y cuidar, ese lugar no es accesible para todos los paraguayos, no porque esté prohibido, sino porque está estratégicamente mal ubicado para la situación que ameritan estos tesoros de guerra, porque no solo está ahí el cañón Criollo, también el monumento al mariscal López, que será trasladado próximamente a la Costanera”.

Los pobladores de Villeta esperan que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, autorice el traslado de la pieza de artillería a la Plaza de los Héroes de la ciudad. Los miembros de la Comisión de Historia y Cultura de Villeta se reunieron recientemente con el ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, y el ministro de Cultura, Rubén Capdevila.

Pereira señaló que durante mucho tiempo se dejó de lado lo que Villeta representó en la Guerra de la Triple Alianza, en las revoluciones de 1904 y 1947, y hoy se ponen las pilas para devolver el cañón al lugar que defendió.

Dejá tu comentario