Nacionales

Villamayor lanza duras críticas contra amenazas de brazos caídos de policías

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, criticó a los familiares y policías retirados que piden su destitución e incitan a que la Policía Nacional haga brazos caídos. Aseguró que estos buscan violar la Constitución Nacional. Afirmó que la institución será valorada cuando cumpla a cabalidad con sus funciones.

Juan Ernesto Villamayor dejó en evidencia su malestar por las presiones que ejercen los agentes retirados y familiares de policías para pedir su cabeza por la ola de inseguridad que afecta al país. “Mi destitución pueden pedirla cuando quieran y es legítimo”, desafió.

Uno de los puntos que más agitación genera entre los uniformados es el proyecto de ley que impulsa el Poder Ejecutivo para modificar la ley orgánica de la Policía y que, entre otras cosas, haría que dependencias claves como Asuntos Internos, Justicia, Policía e Inteligencia Policial pasen a depender del Ministerio del Interior y ya no de la Comandancia.

Lea más en: Abierto descontento policial contra Villamayor y uso de fuerzas militares

En medio del descontento, surgen versiones de que agentes policiales harían brazos caídos como medida de presión para que el Ejecutivo aparte a Villamayor. Al respecto, el secretario de Estado aseguró que instigar a que la Policía Nacional lleve a cabo este tipo de medidas de fuerza, atenta contra los principios de la institución.

“Me cuesta entender cómo oficiales que juraron ante la bandera pretenden violar la Constitución y obligar a otros a que lo hagan. No son quienes plantean los que violarán la ley”, señaló.

Lea más: En el Senado tienen los votos para interpelar al ministro del Interior

Villamayor, quien es la cabeza política de la seguridad del país, lejos de poner paños fríos a sus diferencias internas con la Policía Nacional, indicó que la ciudadanía espera “integridad” por parte de sus agentes. Criticó a quienes se oponen a que haya cambios en la carta orgánica para que los militares contribuyan en seguridad interna.

“Necesitamos una Policía a servicio de la ciudadanía no una Policía que funcione casi como un sindicato, precautelando privilegios en contra de los intereses del ciudadano. La Policía es un servicio a la gente. La Policía será valorada cuando cumpla a cabalidad su servicio... ¿Cuál es el problema de ser íntegro?”, apuntó.

Te puede interesar: Para reducir sensación de inseguridad policías salen a las calles

Las crispaciones entre los familiares de policías, agentes retirados y el ministro del Interior se incrementaron tras el asesinato del comisario Félix Ferrari, quien fue abatido durante el recate armado al supuesto narco, Jorge Samudio, alias Samura.

Tras el fallecimiento del agente, estos sectores realizaron duras críticas al Gobierno y pidieron la destitución de Juan Ernesto Villamayor. Además, expresan su descontento por la intención del Ejecutivo de sacar a los militares a las calles.

Lea además: Llano habla de brazos caídos en la Policía Nacional

Las manifestaciones de los familiares y agentes retirados se hacen también en representación de los policías en ejercicio, ya que ellos no pueden realizar movilizaciones por un impedimento constitucional.

Juan Ernesto Villamayor conversó con los medios de comunicación durante el acto de egreso de 112 agentes y 19 instructores de la Unidad Táctica de Operaciones Motorizadas, más conocida como grupo Lince.

Dejá tu comentario