Turismo

Video mapping en 3D se suma al atractivo de la Misión de Jesús de Tavarangué

La Misión de Jesús de Tavarangue tendrá un nuevo atractivo con la proyección de un video mapping en 3D que complementará las actividades de recreación con la historia. Esta tecnología, única en la región, recreará la labor evangelizadora de los padres jesuitas en el Paraguay.

A partir de la fecha de inauguración, los turistas que visiten la Ruta Jesuítica del Paraguay podrán experimentar este nuevo atractivo que estará disponible por las noches en la Misión de Jesús de Tavarangué, Itapúa.

El video mapping es una técnica visual que consiste en proyectar imágenes sobre superficies reales, las proyecciones son realizadas mayormente en el exterior de edificios, techos o paredes, con un sonido en tercera dimensión.

Con esta incorporación tecnológica, la Secretaría de Turismo (Senatur) tiene la intención de que los visitantes de la Misión de Jesús puedan conectarse de manera directa con la historia de la creación y desarrollo de los 30 pueblos fundados por los padres jesuitas y de esta manera fomentan la revalorización de la herencia cultural de un grupo humano y su identidad.

Misiones Jesuíticas.jpg

La Senatur informó que la implementación de esta tecnología significó una inversión de USD 274.500. La misma se dio por medio de un acuerdo entre la institución y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La inauguración oficial de la propuesta está programada para el próximo miércoles a las 17.30, en la sede del citado patrimonio.

Misiones Jesuíticas

Las misiones jesuíticas guaraníes, construidas en los siglos XVII y XVIII, son representativas de las iniciativas sociales y económicas que acompañaron la cristianización de la cuenca del Río de la Plata por parte de la Compañía de Jesús en los siglos XVII y XVIII. Sus herencias arqueológicas reflejan una de las expresiones más completas del urbanismo jesuítico.

La Misión de Jesús de Tavarangué, junto con la de Trinidad, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1993. Alberga una de las iglesias más grandes de la época, que tuvo que dejarse sin concluir por la expulsión de los jesuitas en 1768.

Dejá tu comentario