Nacionales

Víctimas de la dictadura también se manifestaron durante asunción de Marito

Un grupo de víctimas de la dictadura alzó su voz cerca de la Catedral Metropolitana de Asunción, donde se celebró el tedeum por el nuevo periodo de Gobierno de Mario Abdo Benítez, quien es hijo de un jerarca stronista. Los mismos piden no ser olvidados.

A varios metros de la Catedral y rodeados por tres filas de efectivos policiales, familiares y víctimas de la dictadura stronista se manifestaban pacíficamente, portando carteles con los rostros de los desaparecidos y pidiendo no ser olvidados por el nuevo presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Una de las manifestantes, identificada como Nunilda Villalba, criticó que el hijo de un colaborador de la dictadura sea presidente de la República. “Esto es vergonzoso”, expresó.

El pedido de la mujer fue claro: el clamor de justicia y ser visibles para las nuevas autoridades.

Nota relacionada: Proclamación de Marito, marcada por huellas de la dictadura stronista

“Estamos acá para demostrar que también existimos. A Mario Abdo Benítez, que está asumiendo el cargo, que sepa que nosotros estamos. Somos el resto, los que sobrevivimos”, expresó.

víctimas.jpeg
Familiares y víctimas de la dictadura se manifestaron pacíficamente cerca de la Catedral Metropolitana.
Familiares y víctimas de la dictadura se manifestaron pacíficamente cerca de la Catedral Metropolitana.

Al mismo tiempo, en la Plaza Uruguaya y en varios puntos del microcentro de Asunción aparecieron bolsas negras simulando los cuerpos torturados durante la dictadura.

Su padre, don Mario Abdo Benítez, era secretario privado de Alfredo Stroessner y formó parte del Cuatrinomio de Oro, el círculo más cercano al dictador, también integrado por Adán Godoy Jiménez, ex ministro de Salud; Eugenio Jacquet, ex ministro de Justicia, y Sabino Augusto Montanaro, ex ministro del Interior.

Lea más: Más de G. 3000 millones desembolsa Hacienda para víctimas de la dictadura

A lo largo de su campaña política, Mario Abdo Benítez habló sobre su ascendencia que lo vincula con el dictador Alfredo Stroessner. En varias ocasiones expresó que uno no elije dónde nacer. Igualmente, nunca renegó de su origen.

Mario Abdo Benítez fue elegido como jefe de Estado en las elecciones generales del pasado 22 de abril.

El acto de traspaso presidencial contó con la presencia de siete presidentes extranjeros, dos vicepresidentes y 94 delegaciones oficiales.

Los ausentes fueron los legisladores y dirigentes cartistas, quienes se molestaron por las acusaciones del ahora ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, quien había advertido que se esperaba para este miércoles manifestantes "rentados" por Honor Colorado para "desdibujar" el acto asunción.

Dejá tu comentario