Nacionales

Víctimas de cuádruple crimen fueron asesinadas hace 6 días

El informe forense del Ministerio Público reveló que las víctimas del macabro asesinato en la estancia Taguató del distrito de Mariscal Estigarribia, Departamento de Boquerón, fueron asesinadas hace, aproximadamente, seis días. Los exámenes confirman que fueron ejecutadas.

El Departamento Forense del Ministerio Público inspeccionó este lunes los cuerpos de las cuatro personas asesinadas en la estancia Taguató, distrito de Mariscal Estigarribia.

La autopsia oficial reveló que, tanto los abuelos como los dos niños, fueron ultimados hace seis días, presumiblemente, el 9 de julio, fecha del último contacto que tuvieron con sus demás familiares. Una de las víctimas, la niña de 10 años, cumplió años ese día.

La hipótesis inicial de que fueron ejecutados fue confirmada, con base en la evaluación forense sobre el recorrido de las balas, así como también por el alojamiento de los orificios de entrada y salida de los proyectiles.

Lea más: Para forense, cuádruple homicidio en el Chaco fue una ejecución planeada

Tanto Alcibiades Desiderio Ayala Coronel (73), dueño de la propiedad, como su esposa Francisca Nidia Núñez Romero (71), tuvieron disparos en la región mamaria izquierda con orificio de salida hacia la parte posterior del cuerpo.

“En su trayectoria, estos proyectiles fueron ocasionando daños a nivel toráxico, lo cual produjo el deceso de estas personas”, precisó el forense Silvio Chirife a NoticiasPy.

Respecto al modo en que se habrían efectuado los disparos, el médico señaló que ambas víctimas, aparentemente, fueron arrodilladas, dado que la proyección de las balas es de arriba hacia abajo.

Nota relacionada: Tres detenidos más por cuádruple asesinato en estancia del Chaco

En cuanto a los menores, el informe reveló que el niño de 7 años recibió un solo disparo en la región posterior de la cabeza con entrada de hacia atrás para adelante. Su hermana, de 10 años, presentaba dos heridas: una el cráneo y otra en el tórax.

Las balas extraídas serán analizadas por el Departamento de Balística, que determinará los tipos de armas utilizadas.

Hasta el momento, detuvieron a cinco personas, entre ellas, el capataz de la estancia, Vicente Ramírez, y su esposa.

Una vez perpetrado el crimen, los responsables se alzaron con más de 80 cabezas de ganado, las cuales fueron recuperadas este lunes, tras una serie de allanamientos en el distrito Belén, Departamento de Concepción.

El fiscal Andrés Arriola, a cargo del caso, mencionó que el capataz y los otros detenidos hablaron de un “negocio” en el cual estaría implicada una estructura delictiva que se dedica al abigeato.

Dejá tu comentario