Sucesos

Víctima de trata: “Estuve en ese infierno, 8 meses”

Liana, de 17 años, relató su historia a la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp).

“Mis amigas me contaban que en España había mucho trabajo, que se ganaba mucho dinero. Un amigo nos dijo que conocía a la agencia que organizaba todo el viaje. Ellos me buscaron el trabajo y se encargaron de todo. Me compraron ropa, me explicaron cómo pasar la frontera como turista (...) Estuve en ese infierno 8 meses, obligada a acostarme con cientos de hombres, a realizar prácticas que nunca imaginé”, relató Liana, de 17 años de edad, a la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp).

Agregó: “Siempre pensando en escapar, pero ¿cómo? Estaba todo el día controlada, cada vez que me negaba a algo, me pegaban palizas, me castigaban aislada y sin comer. Tenía mucho miedo. Me obligaron a consumir alcohol y drogas, cocaína, con los clientes. A veces, sentía ganas de llorar con los clientes, quería contarles, pero no me atrevía”.

Finalmente comentó que su sueño, era trabajar en España y su pesadilla, 8 meses de esclava sexual en Madrid.

La fiscala de la Unidad Especializada contra la Trata de Personas, Carina Sánchez, explicó que muchas adolescentes y mujeres son captadas en nuestro país bajo engaños para luego ser explotadas sexualmente en un boliche (discotecas) o prostíbulos en España, Argentina, Chile y Bolivia.

Indicó que los tratantes utilizan la fuerza, amenazas, deudas, coerción y violencia; aprovechándose de la vulnerabilidad de las víctimas, luego son obligadas a prostituirse o trabajar en condiciones infrahumanas.

Además resaltó otro tentáculo criminal, que las mujeres reclutadas son, en otras ocasiones, contratadas para transportar estupefacientes a Europa y África y luego son sometidas a la prostitución obligada.

Le puede interesar: La trata de personas: El negocio invisible para la sociedad paraguaya

En cuanto al modus operandi mencionó que los captadores dan engañosas ofertas de trabajo para empleada doméstica, masajista o cuidadores de niños o ancianos, no aclaran las condiciones en las que se va a realizar, tampoco el traslado hasta el lugar donde al término serán explotadas. En tanto otras saben que se van a prostituir, pero tampoco tienen conocimiento sobre el cobro, ni cuánto pagan los clientes.

“Les cobran 3.000 euros por el pasaje a España, cuando el costo es de aproximadamente 800 euros, trabajan en exceso, no saben cuánto pagan los clientes por ellas”, señaló la representante del Ministerio Público, quien además es delegada de la Unidad Especializada de Lucha contra la Trata de Personas y Explotación Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes.

Por otra parte dijo que a pesar de que la trata de personas es considerada como crimen transnacional, también se registran casos en el mismo país. Estos se conocen como “trata interna” y en otros países este hecho punible es conocido como trata de blancas.

Recomendaciones. Sánchez recomendó a todas las mujeres a las que se les ofrecen trabajo en el exterior que se informen sobre dichos oficios, sobre el costo del pasaje y la estadía, así como también que averigüen los datos de los supuestos tratantes.

Paraguay hace ocho años fue identificado como país de origen del hecho punible de trata de personas. Sin embargo, en la actualidad es también considerado de tránsito y destino de hombres, mujeres y niños que son objeto de trata de personas con fines de explotación sexual, según un informe presentado por el Gobierno de los Estados Unidos.

En cuanto a la tipificación de este hecho punible, nuestro país cuenta con la Ley Integral Nº 4788/12, cuya expectativa de pena es de hasta ocho años de cárcel.

Fiscalas Especializadas coordinan acciones en España
Las fiscalas de Trata de Personas Carina Sánchez, Claudia Morys, María Isabel Arnold, Natalia Acevedo, Analía Rodríguez, y la directora Magdalena Quiñónez, se reunieron días pasados en España con miembros de la Fiscalía General, la Policía Nacional, Brigada Central de Trata de Seres Humanos (TSH), de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y la Guardia Civil.

Asimismo, se reunieron con autoridades de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp) y con víctimas paraguayas.
Esto de modo a fortalecer el intercambio fluido de información sobre procesos, y la adopción de una persecución penal estratégica.

Dejá tu comentario