Política

Vicepresidente uruguayo confirma que Cumbre del Mercosur será en agosto

El presidente uruguayo en ejercicio, Danilo Astori, manifestó ayer en una entrevista concedida a la agencia española de noticias EFE que la Cumbre del Mercosur, que debía celebrarse el 28 de junio en Montevideo, se celebrará en agosto "probablemente" tras la investidura del nuevo presidente paraguayo, Horacio Cartes, a realizarse el día 15 de ese mes.

"Se pretende que haya una situación institucional mejor a la actual, por supuesto con la incorporación de Paraguay y al mismo tiempo la aceptación de Paraguay respecto al ingreso de Venezuela", expresó Astori ayer, con lo que ratificó lo que la semana pasada ya había anunciado el mandatario uruguayo, José Pepe Mujica, en España, donde estuvo como parte de una gira por Europa.

La postergación de esta cita que reúne a los presidentes y cancilleres de los países miembros del Mercosur, según Eladio Loizaga, ex embajador y miembro actual de la comisión de política internacional del Partido Colorado, "abre una gran ventana para iniciar las conversaciones".

Aunque aclaró que Uruguay, que ejerce la presidencia pro témpore del bloque regional, no adoptaría de forma unilateral una decisión como la anunciada, sino que es resultado de conversaciones previas con los otros presidentes de Estados fundadores del Mercosur. "En este tipo de decisiones, siempre hay consultas previas", precisó.

La postergación del encuentro facilita el diálogo, reitera, puesto que en esta Cumbre debía considerarse el levantamiento de la suspensión a Paraguay, país cuyo Senado no aprobó el Protocolo de Adhesión de Venezuela al bloque y aún así, dada la suspensión, los otros miembros oficializaron la incorporación de la República Bolivariana al grupo.

La postergación, asegura Loizaga, ayudará a allanar el camino para el diálogo. "Por eso considero honestamente positiva esta posición. Es una muestra de que vamos por un buen camino", remarcó.

Aunque no pudo precisar si ya están establecidos los canales para impulsar ese diálogo con Argentina, Brasil y Uruguay, remarcó que es un gesto importante posponer la Cumbre, "para entrar a una segunda instancia, que son las conversaciones".

Explicó que el mundo diplomático se maneja también por signos y gestos, y que lo anunciado por Mujica, y ratificado por Astori ayer, puede considerarse uno de ellos, y de carácter muy positivo.

Aclaró Loizaga que en los próximos meses tendrá que hallarse la mejor fórmula para restablecer las relaciones en el Mercosur, lo que necesariamente incluye el tema de Venezuela y pasa por el diálogo.

"Todo esto va a ayudar a que el Mercosur se institucionalice y comencemos a reconstruir un ámbito de confianza", afirmó.

En el camino que se abre ahora, dice, están abiertas todas las opciones, incluyendo la posibilidad de que el Congreso paraguayo dé su acuerdo al ingreso de Venezuela.

transición presidencial

Danilo Astori, presidente en ejercicio del Uruguay, ratificó en una entrevista con la agencia EFE que la Cumbre del Mercosur, que debía ser el 28 de junio, se celebrará en agosto, tras la asunción de Cartes.

NO HALLAN FÓRMULA

"La actitud de Mujica (José) representa una confesión de que no están pudiendo conciliar los intereses en juego", opinó el exsenador colorado Diógenes Martínez, consultado sobre la decisión de retrasar la Cumbre del Mercosur.

Según él, evidentemente "necesitan tiempo para encontrar alguna fórmula. Es evidente que para el 28 de este mes no estaban en condiciones de hacerlo, ya que uno de los puntos de la agenda de la Cumbre era tratar la situación de Paraguay", analizó. Por otro lado, indicó que la resolución de la Junta de Gobierno del Partido Colorado, por la que en el 2011 rechazó la incorporación de Venezuela al Mercosur, no es vinculante a la decisión que puedan adoptar los legisladores de esta nucleación política sobre el particular. No hay mandato imperativo, dijo, por lo que no es imperioso que la ANR revise el mandato.

Dejá tu comentario