Economía

Verifican la aparición de focos de langostas en el Chaco

 

Pobladores del Departamento de Boquerón denunciaron a través de diferentes medios la reaparición de las langostas voladoras, que amenazaron con fuerza los cultivos entre 2016 y 2017.

De hecho, los insectos nunca se fueron, sino que disminuyeron su actividad por diferentes motivos. Por un lado, se aplicaron medidas en conjunto con Argentina y Bolivia para frenar su reproducción y no se presentaron condiciones climáticas que propicien su multiplicación.

Fue lo explicado por el director de Protección Vegetal, Ing. Ernesto Galliani, quien informó que el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) está al tanto de las denuncias.

Por ese motivo, enviaron ayer dos equipos de técnicos para hacer las verificaciones respectivas y fumigaciones si fueren necesarias, indicó.

De hecho, estas denuncias aparecen después de que el Senave haya confirmado la reaparición del tipo de langosta voladora que causó preocupación en años anteriores, en algunas zonas de Boquerón. Esto se logró gracias a las verificaciones periódicas que se hacen desde hace dos años, en conjunto con los servicios de Argentina y Bolivia.

“Si bien la emergencia del 2017 se levantó en su momento, todo el año pasado seguimos monitoreando las zonas que habían estado afectadas por la plaga. En diciembre se encontraron ejemplares sospechosos entre otras especies de langostas”, dijo Galliani.

Esperan tener un mejor diagnóstico de la situación al final de la semana, agregó el director del Senave. Específicamente, visitarán las localidades de Teniente Pico, La Patria y Teniente Montanía, que son las zonas donde hay reportes de aparición de focos.

Recordó que existen condiciones climáticas que motivan la reproducción de las langostas, como lo son el excesivo calor y la sequía.

En cuanto a recomendaciones a la población de la zona, dijo que lo más importante es informar a la municipalidad local o al Senave lo más rápido posible acerca de la presencia de estos insectos. No se recomienda hacer fumigaciones sin asesoramiento técnico. “No es bueno porque el manejo de plaguicidas tiene sus riegos”, reiteró.

Estas langostas, además de causar molestias a la población, pueden afectar los cultivos y las pasturas.

Dejá tu comentario