País

Venta ilegal de pastillas abortivas, de la web al domicilio

 PESE A PROHIBICIÓN. En redes y sitios online se ofrecen fármacos para abortar como el Cytotec. DENUNCIA. Las ofertas de productos ilegales se pueden denunciar de manera anónima a Dinavisa.

A un solo click. Aparte del ofrecimiento de clínicas clandestinas para concretar un aborto, en la web también existen numerosas ofertas ilegales de píldoras abortivas como el Misoprostol, más conocido como Cytotec. Los costos van desde G. 80.000 o menos y, por si fuera poco, hasta se lo entregan a domicilio, “con absoluta discreción”, según los promotores de este negocio irregular.

El Ministerio de Salud Pública (MSP), en la Resolución Nº 471 del año 2016, reglamenta el uso, control y manejo del principio activo Misoprostol en los establecimientos de salud. Establece que el uso sea exclusivamente hospitalario y la venta prohibida en farmacias externas.

En Clasipar, Hendyla, Facebook, páginas de internet como Vendetutti.com y sitios web internacionales ofrecen la píldora abortiva sin recetas, con delivery y con total “confidencialidad”. Aparte de las publicaciones sobre el producto farmacéutico, también se habilitan foros donde las personas preguntan cómo se puede conseguir Cytotec y otras pastillas abortivas. Incluso hay mujeres que comentan sobre los supuestos efectos positivos del producto farmacéutico.

“Vendo pastilla Cytotec. Cualquier consulta al WhatsApp. También mando por encomiendas a cualquier lugar”, reza una reciente publicación del 14 de agosto de 2019 en Clasipar. El costo del producto: G. 80.000.

En la web Vendetutti.com, en un foro, la oferta se realiza de la siguiente manera: “Vendo pastillas para abortar: Cytotec, Misoprostol, Misoprolen, Mifepristone, Oxaprost”. Seguro, económico, natural, se puede tomar en la casa, no requiere de supervisión médica, describen como algunas de las ventajas del producto.

Venta de pastillas abortivas.png

“Estamos ayudando en Asunción, Paraguay, a todas las mujeres, parejas que están pasando por un momento difícil con un embarazo no deseado. Contamos con una clínica para tu mayor atención, consejerías, ecografía. Todo para tu mejor atención (0961) 159-xxx”, menciona otra publicación en el perfil de Juan González. Estas son solo algunas de las muestras sobre la oferta indiscriminada de la pastilla para abortar que se encuentra en la web.

El Ministerio de Salud Pública (MSP), a través de la Dirección General de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa), regula el uso del Misoprostol solo para el tratamiento ginecoobstétrico en los casos de interrupción del embarazo con feto muerto y retenido, aborto incompleto, hemorragia posparto, inducción del parto con feto vivo; según indicación médica, corioamnionitis (infección del líquido amniótico), embarazo postérmino y huevo embrionado.

IMPACTO

El doctor Aníbal Peris Manchini, ginecólogo, señala que, en los casos en que se regula el uso, el Misoprostol da “muy buenos resultados” siempre bajo control médico.

Hasta malformaciones en el feto produce el medicamento en caso que el aborto no se concrete. “No se puede vender indiscriminadamente porque se puede utilizar para provocar abortos en embriones vivos o en embarazos no deseados”.

La hemorragia es una de las consecuencias que produce el consumo del fármaco. “La consecuencia cuando utilizan en las casas es que pueden tener hemorragias que ni siquiera pueden tener tiempo de llegar a un centro asistencial. Una de las causas de mayor mortalidad en el país es la hemorragia, ya sea en el embarazo, en el parto y en el puerperio”, enfatiza.

El doctor Peris añade que “aquella mujer que toma el producto con intenciones de abortar y no pierde el embarazo tiene una alta probabilidad de que el niño salga con múltiples malformaciones”. En ese sentido, indica que el producto se tiene que utilizar con control médico en los casos estipulados por el Ministerio de Salud. “No se puede vender indiscriminadamente en las farmacias”.

DATOS

Paraguay ocupa el puesto número 6 de países latinoamericanos con más búsquedas de píldoras abortivas en internet, según un estudio de la BBC a través de Google Trends. En el ránking global de 30 países figura en el puesto 11.

Un total de 32.237 abortos inducidos se atendieron en hospitales en el 2012, según la investigación del Centro Paraguayo de Estudios de Población (Cepep). En 48 de los casos se usó el Misoprostol.

¿Qué dice el Código Penal sobre el aborto?

El Código Penal vigente establece en el Artículo 109 que “el que matare a un feto será castigado con pena privativa de libertad de hasta cinco años. Se castigará también la tentativa”. En el inciso 2° menciona que “la pena podrá ser aumentada hasta ocho años, cuando el autor: 1. obrara sin consentimiento de la embarazada; o 2. con su intervención causara el peligro serio de que la embarazada muera o sufra una lesión grave”. En el inciso 3° dice que “cuando el hecho se realizare por la embarazada, actuando ella sola o facilitando la intervención de un tercero, la pena privativa de libertad será de hasta dos años. En este caso no se castigará la tentativa”.

REGULACIÓN. El Ministerio de Salud prohibió en el 2016 la venta del Misoprostol en las farmacias y pasó a ser solo de uso hospitalario.

Fármaco ingresa de contrabando

La Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa), dependiente del Ministerio de Salud, controla, verifica el uso racional e interviene en casos de venta ilegal en farmacias o redes sociales, menciona José Cardozo, director de Inspección.

“Queda expresamente prohibida a las farmacias externas la tenencia y comercialización de especializadas farmacéuticas con principio Misoprostol, solo o en asociación con otro fármaco. Igualmente”, dice el artículo Nº 15 de la resolución de Salud. Pese a la prohibición la venta ilegal persiste en el país, especialmente en las redes sociales y en algunos casos en farmacias.

Dinavisa realiza la intervención de locales comerciales que ofrecen el producto, y tras el allanamiento deriva los casos a Asesoría Jurídica para la denuncia a la Fiscalía. Las denuncias se pueden hacer de manera anónima a Dinavisa. “Sabemos que ingresa muchas veces de contrabando, que es el famoso Cytotec”, admite Cardozo.

La promoción de medicamentos en páginas web está prohibida por resolución del Ministerio de Salud. “Nosotros hacemos un monitoreo de las páginas web pero generalmente, el problema es que el ofrecimiento se hace con un número de teléfono. Cuando detectamos eso mandamos a Asesoría Jurídica”.

Los locales comerciales y las personas están expuestos a sanciones, que pueden ser de índole administrativo o también penal.

“No borra el embarazo y es un homicidio”

En contra del aborto. La doctora Angélica María Sarmiento, ginecóloga y especialista en Bioética, señala que está en contra del aborto provocado porque lo considera un homicidio.

“Además hace mucho daño a la mujer. Intento prevenirlo a través de la educación, transmitiendo el valor de la vida humana y el valor de la mujer, informando sobre el daño que produce el aborto a la persona que lo realiza y a toda la sociedad, apoyando a las mujeres en situación de riesgo, acompañando y cuidando a la mujer embarazada durante toda la gestación”.

El aborto nunca es una solución, sostiene. “El aborto no borra el embarazo, no desembaraza a la mujer, sino que le suma la carga de un homicidio y sus consecuencias”. Alude que un embarazo no planeado, no necesariamente es un hijo no deseado. “Puede haber sido no deseado en un momento, pero luego ser muy deseado y amado. Además puede ser no deseado por los padres biológicos, pero sí por tantos matrimonios que están en lista de espera para adopción”.

“El aborto inseguro es causa de muertes”

La sicóloga, investigadora social y feminista Clyde Soto sostiene que el Código Penal que establece penas privativas de libertad a la mujer por un aborto se debe analizar porque la ley es injusta –refiere–, está orientada a disuadir, pero no logra ese objetivo, y se sigue abortando en el país.

“Tampoco es el aborto clandestino la causa de muerte, sino el aborto inseguro. Al ser clandestino, parte de estas prácticas se vuelven inseguras”, considera Soto.

Con relación a las cifras sobre la cantidad de abortos que se concretan, estima que hay un subregistro, debido a que al sistema hospitalario solo llegan los casos complicados; los que salieron bien no requieren una asistencia médica.

“Hay muchos casos que quedan encubiertos en las cifras por mortalidad materna que podrían estar debiéndose también por aborto”, dice al tiempo de estimar que muchas no van a buscar ayuda profesional, debido al temor de ser denunciadas en la Fiscalía. Soto dice que el sistema penal solo perjudica a las mujeres más pobres.

15 muertes maternas relacionadas al aborto registró el Ministerio de Salud en 2018, según informes preliminares.

32.237 abortos inducidos se atendieron en los hospitales públicos en el 2012, según una investigación del Cepep.

45 casos por supuesto aborto que ocurrieron hasta noviembre del año 2018 investiga el Ministerio Público.

7.402 egresos hospitalarios por aborto se registraron en el año 2016, según datos relevados por la cartera sanitaria.

Dejá tu comentario