Política

Venezolanos en Paraguay: Hay 828 con radicación y 58 piden refugio

Pocos migrantes venezolanos tienen como destino al Paraguay, según se desprende de los datos actualizados por la Dirección General de Migraciones y la Cancillería Nacional.

La Dirección General de Migraciones registra haber otorgado 25 radicaciones temporales a ciudadanos venezolanos, 746 permanentes y 57 también permanentes, pero por Ley Nº 2193 que autoriza a la Policía Nacional a expedir cédula de identidad a los extranjeros cónyuges de paraguayos e hijos de padre o madre paraguayos.

Según consta en los registros de la institución, desde el 2013 se nota un aumento progresivo del número de venezolanos que han ingresado al país, pero con la característica de que solo un número reducido ha ido quedando en el país.

Del total de 19.853 venezolanos que ingresaron en los últimos seis años al Paraguay, consta que 16.425 volvieron a salir. Sobre la diferencia de 3.428 se cree que o continúan irregularmente en suelo paraguayo o se han trasladado hacia el Brasil, a través de la frontera terrestre que nos separa con el vecino país.

En 2013 ingresaron 2.088 venezolanos; 5 años después, ese número estuvo a punto de duplicarse. Aumentó a 5.284.

El Gobierno de Paraguay anunció el jueves pasado que decidió romper relaciones diplomáticas con la República Bolivariana de Venezuela, y que no considera legítimo el nuevo mandato presidencial de Nicolás Maduro.

También informó el cierre de la Embajada paraguaya en Caracas y concedió un tiempo prudencial de 15 días al embajador venezolano en Asunción, Alfredo Murga, y los funcionarios de esta legación para que abandonen el Paraguay.

Según el director general de Asuntos Consulares de la Cancillería Nacional, ministro Juan Ignacio Livieres, la Comisión Nacional para Apátridas y Refugiados concedió refugio a 13 venezolanos y analiza las solicitudes de otros 58, sobre los que se irá expidiendo. Ayer, miembros de la Asociación de Venezolanos Residentes en Paraguay visitaron a Livieres en la Dirección de Asuntos Consulares para solicitar apoyo en la agilización de los trámites que permitan acceder a la residencia temporaria y permanentes a sus compatriotas. El funcionario de la Cancillería les prometió coordinar con la Dirección de Migraciones una mesa de trabajo y agendar una nueva reunión para avanzar en este plano. “Por supuesto que vamos a ayudar. Hay niños de por medio y este es un país solidario”, expresó. Respecto a la reunión, dijo que se acordará una fecha con Migraciones y la Asociación.

Entre los venezolanos que han venido con intenciones de radicarse, la mayoría lo hace con posibilidad de contratados laborales seguros, habían explicado a ÚH en la Dirección General de Migraciones. Esto significa que vienen a trabajar, no a probar suerte, y, en su mayoría, son técnicos.

También precisaron que los demás, utilizan al Paraguay como ruta de tránsito, y se están yendo al Brasil.

Si por ejemplo se dirigen a Paraná (Brasil), que es lo más cercano, no es posible contar con un registro de si salieron o no del Paraguay, puesto que por la denominada frontera seca solo es cuestión de atravesar al otro lado.

Los que solicitan radicarse, como cualquier otro extranjero, presentan un contrato de cumplimiento diferido. Es decir, ya vienen con un contrato laboral que, bajo fe de juramento, la persona que firma este documento garantiza que cuando el ciudadano obtenga su radicación, será empleada en tal empresa y percibirá determinada remuneración. Algunos presentan una constitución de una sociedad. Vienen para invertir.

Según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), el número de refugiados y migrantes venezolanos en el mundo ha alcanzado los tres millones. El mayor número de ellos está en Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, Chile y Brasil.

Dejá tu comentario