Economía

Vendedores informales de juguetes coparon ayer un tramo de Eusebio Ayala

 

Los vendedores informales coparon ayer nuevamente la avenida Eusebio Ayala, que desde las 18.00 estuvo cerrada al tránsito vehicular por disposición de la Municipalidad de Asunción. Esto para facilitar a los Reyes Magos la compra de los juguetes para los más pequeños.

Los propietarios de locales comerciales se mostraron molestos por esta situación, pues dificulta la llegada de los compradores hasta los negocios que están operando formalmente.

Se quejaron de que sea la misma Municipalidad la que impulse este tipo de actividades y lamentaron la nula presencia de los fiscalizadores de la Subsecretaría de Tributación.

Desde tempranas horas del domingo, se pudo observar un incesante ir y venir de “reyes” buscando los juguetes solicitados por los pequeños.

La infinita variedad de opciones se desplegaron sobre las aceras de esta populosa avenida, en las inmediaciones del Mercado 4, ya desde el sábado último, para que los compradores puedan elegir con tranquilidad los regalos, cartita en mano.

Las ofertas iban desde las tradicionales muñecas, piscinas, pelotas, triciclos, carritos, hasta monopatines, mochilas, autos y camiones, las bicicletas, y las piletas de plástico.

Algunos precios eran bastante accesibles, como el de las mochilas, a partir de G. 40.000, una muñeca con sillita y biberón incorporados tenía un precio de G. 150.000; otra muñeca con accesorios de peluquería costaba G. 75.000, mientras que las muñecas con carritos estaban en G. 100.000, y los ponys de goma a G. 50.000.

Dejá tu comentario