Hora del Este

Universitarios rescatan un búho y lo donan al zoológico


Estudiantes de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional del Este rescataron a un búho del poder de cazadores y lo entregaron al zoológico de Itaipú. Los alumnos consideran el hecho muy significativo, debido a que el animal es el símbolo de la unidad académica.

Por Sofía Masi | CIUDAD DEL ESTE

Un ejemplar de la especie Asio Clamator (búho, conocido en guaraní con el nombre de Ñacurutu), víctima de la deforestación de los bosques en Yuty, departamento de Caazapá, fue rescatado por estudiantes de la Facultad de Filosofía de la UNE de Ciudad del Este, antes de ser vendido al extranjero por unos cazadores.

Los estudiantes recolectaron la suma de 400 mil guaraníes para poder comprar el ave antes de que sea vendido al extranjero. Tras adquirir el ejemplar, contactaron con técnicos del Departamento del área de Preservación del Medio Ambiente de la Itaipú Binacional, quienes el miércoles pasado, trasladaron al animal hasta el zoológico, ubicado en la ciudad de Hernandarias, Alto Paraná.

El búho estaba herido en una de sus alas y es asistido por los veterinarios del zoológico de la entidad. Permanece en cuarentena hasta que se recupere totalmente y pueda ser derivado con las demás aves del refugio.

"Come bien y se recupera favorablemente. Es una hermosa ave de 35 centímetros de altura. Es una especie autóctona y que pocas veces se encuentra, está en peligro de extinción a raíz de la depredación de nuestros bosques", manifestó el licenciado Ancelmo Franco, técnico ambiental de la Itaipú.

El Asio Clamator tiene el pico corto, curvo y de bordes filosos. Las patas tienen garras cortantes y presenta un penacho de plumas negras, alargadas en la región auricular. La corona, la parte posterior del cuello y el dorso superior son ocres listados grueso de pardo oscuro. Su cara es blanquecina y sus mejillas castañas. Sus ojos son grandes y oscuro. Bordea toda la cara una línea oscura, con castaño en la garganta.

Cuando está en su hábitat natural se alimenta de aves, mamíferos, roedores y reptiles. Anda solitario o en pareja. Se posa en la parte media o baja de los árboles y arbustos o en el suelo. Construye su nido en el suelo, entre los pastos y pone tres huevos blancos.

RESCATE. La iniciativa de rescatar al búho partió de Rodolfo Ortíz, alumno del segundo año de la carrera de Ciencias de la Comunicación, quien se enteró que unos cazadores tenían en su poder al ave, durante sus vacaciones en Yuty.

"Allí empezó todo. Rodolfo me llamó y contactamos con los compañeros. Es importante aclarar que este ejemplar de Ñacurutu fue rescatado del poder de cazadores quienes podrían haberlo comercializado en el extranjero, además nos ayuda a generar conciencia sobre la importancia de preservar especies autóctonas", manifestó Silvio Benítez, compañero de Rodolfo y presidente del Consejo de Delegados de la Facultad.

Silvio comentó que para los estudiantes es muy significativo el hecho de haber rescatado al búho, debido a que es el símbolo de la Facultad de Filosofía.

IDEAS. Los estudiantes planean organizar el "Día del Ñacurutu" como una fecha tradicional para la Facultad de Filosofía, que consistirá en la realización de eventos culturales dentro de la institución y una actividad recreativa con niños en situación de calle.

"Fijaremos una fecha para el día del Ñacurutu y queremos llevar a los niños a conocer el zoológico y visitar al búho. Pensamos que la facultad no se limita al estudio sino también incluye la acción social. Con esta actividad pretendemos concienciar sobre la importancia de preservar nuestros bosques y los animales silvestres", manifestó Silvio Benítez.

Dejá tu comentario