País

UNA: Ser rector pasó del prestigio a controlar botín político y económico

¿Por qué es tan apetecible llegar a ser rector de la Universidad Nacional de Asunción? En palabras de dos referentes, el cargo otorga mayor estatus y permite regentar poder político y económico.

El Rectorado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), la más antigua casa de estudios del país, constituye un gran trampolín político y económico que otorga prestigio y poder. Eso explica el porqué es tan apetecible ser rector de la UNA. En eso coinciden Fernando Krug, ex líder de #UNAnotecalles, y el Dr. Antonio Cubilla, profesor emérito de la UNA.

“Llegar al cargo del rector es apetecible, primero, por el salario. No es un salario despreciable”, habla en alusión a los G. 37.514.320 de remuneración mensual que percibía el anterior rector, Abel Bernal. Sumando el salario del vicerrector, Héctor Rojas, llegan a tener un ingreso cercano a G. 1.000.000.000 al año.

Nota relacionada: Elección de rector marcará si valió la pena la revuelta #UNAnotecalles

Cubilla cuenta que se formulaba la misma pregunta cuando estaba en la Facultad de Medicina. “Era una época en la que había una relativa honestidad en el manejo administrativo y los profesores luchaban de una manera hasta patológica por los cargos. Era una competencia y un ambiente de politización académica tan fuerte por los cargos”, recuerda.

Pero los cargos eran “mal pagados” –dice– hasta el punto que él no pudo terminar el periodo de diez años como jefe de cátedra, porque tenía que sostenerse económicamente y debió dejarlo, ya que “el sueldo era miserable”.

Entonces, sopesa, hay algo que va más allá del interés económico. “Pero, hubo una época en que puedo garantizar que no había corrupción económica y la gente era honorable en el consejo; pero no era honorable por competir por los cargos. Había un ansia de poder, de dominar ya sea a nivel de decanato o a nivel del consejo o a nivel de las cátedras, donde más encarnizadas eran las luchas”, comenta al señalar que se trataba de una cuestión de prestigio y poder, pero “no era una cuestión económica”.

Le puede interesar: Candidatos a rector de la UNA expusieron sus ideas durante debate

multiRrubros. Como profesor emérito de la UNA, lo mencionado arriba –indica– “es muy tradicional en la Universidad Nacional” y a eso se le agregó el factor económico para que los docentes puedan “acumular varias cátedras y sumar salarios hasta de manera vergonzosa”, critica.

“Una persona no puede estar en cuatro o cinco lugares diferentes enseñando disciplinas que ni siquiera a veces son afines. Y con ese criterio se fueron creando nuevas materias y cátedras para generar nuevas situaciones de sueldo”, apunta mirando el modelo de Medicina. Pero se imagina que “ocurre lo mismo” en otras facultades.

“El Rectorado es una mezcla de prestigio y poder, esas son las dos características porque entre los rectores que han pasado, son pocos los que se han enriquecido”, contrapone.

También puede leer: UNA: Tres decanos, ex interventor y rector, en carrera por el Rectorado

Krug, a su vez, pasa revista de “algunos condimentos que hacen que sea apetecible” llegar a ser rector de la UNA: “Es apetecible por el poder político que te da internamente en la universidad: poder coordinar las principales instancias de gobierno de la universidad, es además un rol político importante que deja una estructura; de funcionariado, por un lado, y administrativo por otro lado. Y te permite construir vínculos para fines positivos como negativos. Ya para fortalecer el sistema educativo universitario o para grandes negociados que se puedan dar desde ahí”.

Para Krug, en términos de estatus de referencia, “uno sale muy fortalecido de un cargo como ese”, por lo que puede servir de trampolín político. Entre los candidatos, entiende que Zully Vera, decana de Química, busca visibilizarse para catapultarse en otras esferas. “Vera quiere hacer carrera política, no solo en la universidad. Ella quiere pasar a otras instancias y para eso, quiere utilizar la estructura de la universidad para ganar espacio, visibilizarse y fortalecer su figura”, refiere sobre lo que “se maneja extraoficialmente”.

Embed

Es apetecible, ya para fortalecer el sistema educativo o para grandes negociados que se puedan dar desde ahí. Fernando Krug, ex líder de UNAnotecalles.

Es una cuestión de prestigio y poder, porque puede usarse para implementar buenas políticas o para dar cargos a allegados. Dr. Antonio Cubilla, profesor emérito de UNA.

Elección será mañana y se prevé un balotaje
El acto electoral para elegir al rector y vicerrector de la UNA será este martes desde las 8.00, en la sede del Rectorado ubicada sobre Avda. España. Será la primera vez que se implemente la figura del balotaje o segunda vuelta, en caso de que ninguno de los tres candidatos consiga sumar en el primer turno la mitad más uno. Es decir, al menos 31 votos de los 61 asambleístas que están anotados para asistir a la sesión de la Asamblea Universitaria (AU). Según versiones extraoficiales, lo más probable es que la elección se defina en balotaje por lo reñido en la carrera de juntar votos.



Dejá tu comentario