País

UNA: Instan a rectora a evitar repartir cargos como Froilán

Si hubo o no prebenda en la elección de rector de la UNA se sabrá en breve, según decanos y docentes. Aconsejan a la rectora rodearse de gente idónea y evitar la injerencia política partidaria.

Zully Vera, flamante rectora de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), resultó electa en primera vuelta de una forma apabullante con 43 votos de los 59 asambleístas presentes; 34 votos arriba de su más próximo perseguidor, Nicolás Guefos (9 sufragios).

Sacó tanto margen de votos como los que obtuvo Froilán Peralta cuando llegó al cargo el 29 de abril de 2014. Pero su mandato acabó con una revuelta en octubre del 2015 y él preso a consecuencia de procesos judiciales derivados de una repartija indiscriminada de cargos.

Ganar por amplio margen puede constituir un voto de confianza de los estamentos del grueso de las facultades de la UNA, pero a la vez puede resultar comprometedor.

Para Teodoro Salas, decano de la Facultad Politécnica, si es que hubo o no prebendarismo en la reciente elección de Zully como rectora, “en muy poco tiempo” saltará a la luz. “Apenas se asume, en muy poco tiempo se va a ver”, sostuvo al insistir que con seguridad saltarán casos de prebenda si existieron como moneda de cambio.

“Son prácticas que difícilmente se erradiquen no solo de la universidad, sino que a nivel país”, afirmó Ricardo Garay, candidato a rector que quedó tercero con 6 votos.

Él llegó como offsider a esa justa electoral, asistido por su trayectoria como docente en la Facultad de Ciencias Agrarias; pero insuflado por su papel de interventor cuando las papas quemaban en la universidad, posterior a #UNAnotecalles.

Por eso, su recomendación a Vera es “que trate de formar un gabinete con gente idónea y no con gente que pueda pasarle factura; que no repita la experiencia del anterior gobierno que fue funesta”, dijo en alusión a Froilán.

“Lo que le sugeriría a la rectora es, primero, que se ponga la camiseta de la UNA; segundo, que evite cualquier tipo de injerencia política externa, en especial, políticas partidarias”, apuntó Salas.

Y, como tercera consigna, que debe trabajar con los mejores. “Que no sea sectorista, sino que trabaje con todos los sectores, de propios y extraños. En lo posible, primando la capacidad, formación, idoneidad y, en especial, que sus colaboradores sean las personas justas para los cargos justos; que no sean adornados por otros tipos de atributos”, dijo al aludir a la línea prebendaria.

Dejá tu comentario