Interior

Una familia ocupa finca en Ára Verá y denuncia al dueño

 

Una extraña situación es la que viene soportando el propietario de una estancia, la cual adquirió y la ocupa hace 30 años. Desde hace un buen tiempo viene sufriendo una persecución, supuestamente de parte de un grupo de abogados que se dedican a extorsionar a dueños de fincas, principalmente extranjeros, utilizando inclusive todo el aparato judicial para poder reclamar supuestos excedentes de tierras que adquirieron en remate de bancos en quiebra.

En este caso, reclaman 1.000 hectáreas de una finca de un japonés ubicada en la zona de Ára Verá, entre San Pedro y Canindeyú. Presentaron documentos que, según el abogado del dueño, serían apócrifos.

Un hombre que ingresó a la propiedad adjudicándose como dueño, señaló que adquirió la estancia de un Banco en el 2017, en un remate, pero aunque no supo especificar el precio compra, dijo contar con los documentos. Sin embargo, el propietario cuenta con el título que le avala ser dueño de la propiedad y lamenta que a pesar de tener el documento en regla y que ocupa ese lugar hace 30 años, un juez de Curuguaty dio trámite a la denuncia del supuesto invasor.

Una familia entró a la finca y levantó un precario rancho pidiendo la restitución de la propiedad.

“Es una barbaridad lo que ocurre acá, y lo más grave es que el juez Carlos Martínez da trámite a lo que a todas luces es ilegal, el propietario cuenta con el título y ocupa hace 30 años, este invasor no tiene la capacidad económica para comprar 1.000 hectáreas, está siendo utilizado”, señaló Fernando Cuchemeister, abogado. La actuaria del juez verificó el sitio y dijo que las partes deben presentar sus respectivos documentos al juzgado. (C.A.)

Dejá tu comentario