Economía

Una enorme oportunidad

 

Luego de 20 años de largas e interminables negociaciones, se ha firmado finalmente el acuerdo Mercosur-Unión Europea y creo que aún no hemos dimensionado la gran oportunidad que se abre para nuestro país en este particular momento histórico que estamos viviendo como sociedad.

El tema del acuerdo ha pasado como una noticia más de las tantas, y no percibo que en general haya generado mucho entusiasmo en diferentes sectores de la población.

Tal vez se deba a que se trata de algo muy nuevo en el sentido de la firma del acuerdo, que tiene aún por delante un largo camino por las ratificaciones que se precisan de cada uno de los Estados Partes y no se ha podido profundizar mucho en los contenidos y sus implicancias.

O esto llega en un momento de elevado escepticismo en relación con los tratados de libre comercio, particularmente insertos en un Mercosur que genera mucha decepción para el sector privado en tantos aspectos. Y con el mundo enfrascado en una guerra comercial entre las dos grandes potencias económicas.

De todas maneras, debemos entender que este acuerdo llega en un momento en el que el Paraguay ha iniciado una incipiente pero progresiva diversificación de su economía y ahora se genera una enorme oportunidad para profundizar dicho proceso.

La mayor apertura en términos arancelarios de un inmenso mercado como el europeo, que cuenta con una población con un ingreso per cápita promedio de USD 34.000, nos permite como país jugar este partido de diversificación de nuestra economía en las ligas mayores.

Bajan sustancialmente los aranceles en sectores en donde nosotros ya somos muy competitivos; se amplían de manera importante los cupos para productos estratégicos, como los agropecuarios, y se abren ventanas de oportunidad para el desarrollo de manufacturas, tanto de origen agropecuario como industrial.

Por supuesto que la simple firma de un acuerdo de este tipo no genera por arte de magia nuevas realidades que impactan positivamente en nuestra economía.

Para efectivamente aprovechar esta situación debemos prepararnos como país y desarrollar una estrategia acorde con nuestras reales posibilidades y potencialidades. Y sobre todo, llevar adelante dicha estrategia en una lógica de trabajo conjunto entre el sector público y el privado.

Este acuerdo afecta potencialmente a cerca del 95% de nuestra oferta exportable, pero debemos avanzar aceleradamente hacia la identificación de los sectores en los que podemos sacar las mayores ventajas iniciales, como así también aquellos en donde ciertas condiciones favorables nos pueden permitir nuevos desarrollos.

Nuestra disponibilidad, por ejemplo, de abundante energía limpia y renovable, y nuestra capacidad de producción de alimentos representan oportunidades para varios sectores en los cuales podemos atraer importantes inversiones, mirando precisamente el mercado europeo.

Se trata además de un mercado que cuenta con altos estándares socioambientales, lo que nos obliga a actuar en consecuencia. En este campo también se generan muy buenas oportunidades para posicionar al Paraguay en mercados de alto valor agregado que buscan productos más sostenibles.

En este tiempo intermedio en donde el acuerdo deberá seguir su propio proceso complejo de ratificaciones, nosotros debemos enfocarnos en este examen minucioso de cómo sacarle el mayor provecho a esta nueva realidad que se presenta.

Debemos ser capaces de ir identificando potenciales socios estratégicos, joint-ventures, buscando inversiones concretas en sectores específicos. Ir a visitarlos, entusiasmarlos con posibilidades concretas y creando las condiciones favorables para que dichas inversiones lleguen efectivamente.

Es el momento de ser muy activos en todo este proceso, motivando a otros sectores como la academia para profundizar en los estudios de oportunidades y factibilidades.

Existe una emergente dinámica empresarial en el Paraguay, con una nueva generación de emprendedores que están empezando a impulsar una mayor diversificación de nuestra economía.

Esta es una oportunidad única para todos ellos. Y los beneficios para todo el país serán enormes.

Dejá tu comentario