Revista Pausa

Una carta para el mundo

El pasaporte es un invento moderno que entró en vigencia desde la Primera Guerra Mundial, buscando establecer un orden para la entrada y salida de los países. El nuestro ofrece muchas posibilidades, además, es uno de los más económicos de la región.

El pasaporte no solo es un documento que nos permite ingresar a distintos países, es también un pequeño álbum o bitácora que guarda nuestras aventuras e historias siendo viajeros del mundo. Pero, ¿cómo y desde cuándo se constituyó en lo que actualmente conocemos?

Pasaportes 3 Pausa
En el ranking mundial de Henley and Partners, el pasaporte paraguayo ocupa el puesto 33, ya que el documento nacional le da posibilidad al ciudadano de ingresar a 143 países sin la necesidad de un visado.
En el ranking mundial de Henley and Partners, el pasaporte paraguayo ocupa el puesto 33, ya que el documento nacional le da posibilidad al ciudadano de ingresar a 143 países sin la necesidad de un visado.

Uno de los principales antecedentes del pasaporte aparece en la Biblia del Antiguo Testamento. Según las escrituras, Nehemías —quien era un servidor del rey Artajerjes de Persia— le solicitó permiso para viajar a Judá. El rey accedió y le concedió una carta en la cual pedía a los gobernadores de las provincias más allá del río que garantizaran el paso seguro de su portavoz mientras iba por sus tierras.

Así nació el término salvoconducto que significa, según la RAE, “documento expedido por una autoridad para que quien lo lleva pueda transitar sin riesgo por donde aquella es reconocida”.

En el caso de Gran Bretaña, el rey Enrique V fue una de las primeras autoridades encargadas de proveer de este salvoconducto o carta credencial. Así se fue estableciendo el documento, hasta que oficialmente después de la Primera Guerra Mundial entró en vigencia internacionalmente para mantener cierto orden.

La forma física del pasaporte también fue mutando: primero era una carta de una carilla; luego, una hoja que se doblaba en ocho partes. En sus comienzos tampoco contaba con fotografía y en algún momento estuvo permitido utilizar imágenes en las que aparecieran más de una persona. Los protocolos de seguridad se fueron estableciendo, teniendo en cuenta que era muy fácil falsificar alguno o entrar con otra identidad.

Los pasaportes tal como los conocemos hoy cuentan con chip, tecnología biométrica, hologramas, etcétera, de acuerdo a cada país. En Paraguay, desde el 2016 porta el chip que provee mayor seguridad contra todo tipo de manipulaciones, falsificaciones y facilita al portador su paso por los aeropuertos internacionales.

Pase libre

En el ranking mundial que realiza la firma Henley and Partners, basado en los estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), el pasaporte paraguayo ocupa el puesto 33, ya que el documento nacional le da posibilidad al ciudadano de ingresar a 143 países sin la necesidad de un visado.

Según el director de Asuntos Consulares, Juan Ignacio Livieres, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores están trabajando constantemente en la firma de acuerdos y convenios para la supresión de visas, facilitando la entrada a otros territorios. Además, agrega que han recibido una auditoría de la OACI, gracias a la cual han recibido el 100% de la certificación, siendo así la única institución nacional con ese nivel en cuanto a seguridad documental.

Cada año, la gestión trata de ir abriendo caminos y estrechar vínculos de reciprocidad con los diferentes países, lo que hace que también la posición de Paraguay en el ranking internacional vaya fluctuando.

Cuando hace unos meses, Andrea Montanaro —bloguera y coolhunter paraguaya— fue a vivir a Estonia, una cosa que le sorprendió fue que cuando quiso visitar Rusia, podía hacerlo sin problemas con su pasaporte. Sin embargo, sus amigos de países de la Unión Europea necesitaban visa, a pesar de que Rusia es un país limítrofe con Estonia. Esa fue una de las ventajas que le encontró a su salvoconducto: poder viajar libremente.

Para ella, este documento siempre fue un compañero imprescindible, ya que es hija de tripulantes y desde bebé ha tenido uno. Si hacemos la cuenta, ya van como cinco pasaportes que pasaron por sus manos, lo que le ha permitido viajar por 35 países, de los cuales solamente Estados Unidos, Cuba, Japón y Emiratos Árabes requirieron visa.

Pasaportes 1 Pausa
<p>Tom Topol, es un coleccionista de pasaportes creó la página www.passport-collector.com, donde desarrolló un archivo con anécdotas y datos de pasaportes del mundo.</p>

Tom Topol, es un coleccionista de pasaportes creó la página www.passport-collector.com, donde desarrolló un archivo con anécdotas y datos de pasaportes del mundo.

Métodos de seguridad

Tom Topol, alemán, es un coleccionista de pasaportes. Al principio solo le interesaban visualmente, por los sellos, las fotos y las medidas de seguridad, pero quiso conocer la historia que guardaba cada uno de esos documentos. Por ello, creó la página www.passport-collector.com, donde desarrolló un archivo con anécdotas y datos de pasaportes del mundo.

El primer salvoconducto que llamó su atención lo encontró en un mercado de pulgas en Kyoto, Japón. Pertenecía a una joven que estaba vestida con el tradicional quimono. Fue expedido en el año 1931, bajo el Imperio japonés. Desde aquel día ya ha sumado más de 700 documentos y entre su colección guarda pasaportes que pertenecieron a Elton John, Robin Williams, Glenn Ford y Arthur Henderson, secretario de Estado británico y Premio Nobel de la Paz.

Topol ha escrito un libro titulado Let pass or die, donde cuenta toda la investigación que ha desarrollado a partir de esta búsqueda. Con este trabajo pretende transmitir los cambios por los cuales atravesó el mundo y cómo con el tiempo las medidas de seguridad se fueron endureciendo. El coleccionista cuenta que recién en 1915 las fotografías fueron incluidas en los pasaportes alemanes y que cualquier imagen era válida; ejemplo de eso es el documento de una mujer que sale con su perro.

Uno de sus descubrimientos más llamativos pertenece a una nación ya extinta: el Estado Libre de Fiume, que existió solamente entre 1920 y 1924. El territorio abarcaba 11 millas y después de la Segunda Guerra Mundial pasó a llamarse Rijeka, que se encuentra en la actual Croacia.

El investigador lleva más de 14 años realizando este registro y ve a cada pasaporte como una obra de arte, más aún porque anteriormente el documento era hecho a mano, con una caligrafía especial, con sellos llamativos y fotos inusuales. Hoy en día, hay Estados que ni siquiera permiten sonreír a los ciudadanos o utilizar anteojos.

En una entrevista con la Radio Pública Internacional, Topol dijo que actualmente uno de los pasaportes más seguros y con un estilo particular es el alemán, ya que cuenta con hologramas que bajo una luz ultravioleta muestran fuegos artificiales y una ilustración de la puerta de Brandeburgo.

En ese sentido, según la BBC, el pasaporte más difícil de falsificar es el de Nicaragua, puesto que contiene 89 elementos de seguridad separados, incluidos hologramas y marcas de agua. Siguiendo esa línea también están los de Noruega, Suecia y Finlandia, que traen entre 40 y 50 características. El finlandés por ejemplo funciona como un folioscopio: si pasás rápidamente las páginas, se puede ver a un reno en movimiento.

Aprovechar los beneficios

Conforme a los datos que manejan en el Ministerio de Relaciones Exteriores, se expiden aproximadamente 20.000 pasaportes por año. Y el incremento de entrada y salida de nacionales y extranjeros ha aumentado considerablemente en estos últimos años.

El pasaporte paraguayo es uno de los más baratos de la región. Actualmente cuesta G. 199.000 y se estima un tiempo de entrega de 20 días hábiles, en Identificaciones. Algunos pasaportes de países vecinos valen más de G. 500.000.

Si querés aprovechar los beneficios del pasaporte paraguayo, según Rut Ortiz, fotógrafa y viajera, podés planear unas vacaciones a Europa. Por cuestiones de costo y movilidad, los países de América siempre van a ser mejor destino, pero planificar una salida al Viejo Continente, con tiempo, ahorro y organización, puede resultar.

Pasaportes 2 Pausa
<p>El pasaporte más difícil de falsificar es el de Nicaragua, puesto que contiene 89 elementos de seguridad separados, incluidos hologramas y marcas de agua.</p>

El pasaporte más difícil de falsificar es el de Nicaragua, puesto que contiene 89 elementos de seguridad separados, incluidos hologramas y marcas de agua.

La lucha de las mujeres en el pasaporte

Según un artículo de Atlas Obscura, en los primeros pasaportes emitidos por los Estados Unidos, las mujeres casadas no tenían la posibilidad de tener uno propio con sus nombres, sino que se las nombraba como un complemento en el de sus maridos: “Sr. John Doe y su esposa”. Por lo tanto, no tenía permitido viajar sin su esposo, pero sí sucedía lo contrario. Ruth Hale fue una periodista y una de las primeras mujeres en requerir un pasaporte con su nombre de soltera, pero a pesar de las insistencias, nunca consiguió uno; el más cercano que le dieron decía: “Sra. Heywood Broun, también conocida como Ruth Hale”.

Sin embargo, conforme cuenta el escritor Craig Robertson, autor de Passport in America: history of a document, Hale decidió cofundar junto con otras congéneres el Lucy Stone League, donde se encargarían de velar por el derecho de las mujeres de acceder a su propio documento. Alentada por esta organización y después de mucha pelea burocrática, en 1925 la corresponsal de prensa Doris Fleischman fue la primera mujer casada en contar con un pasaporte en el que mencionaban su nombre de soltera.

¿Y los apátridas?

A lo largo de los años, las fronteras y las políticas migratorias han reforzado también el número de apátridas, personas que no cuentan con ninguna nacionalidad. Según los datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), hay más de 10 millones de personas apátridas. Estos ciudadanos no tienen la posibilidad de acceder a un pasaporte y, por lo tanto, no tienen libertad de movimiento seguro.

¿Libertad o control?

El estándar mundial de pasaportes surgió después de la Primera Guerra Mundial por parte de la Sociedad de Naciones. Para muchos, fue una medida para restablecer la paz; para otros, se trataba de una herramienta de control, en especial para los inmigrantes. Según Mark Salter, escritor del libro Rights of passage: the passport in international relations, muchas naciones lo consideraron como una dominación occidental, pero aunque no quisieran, tenían que adecuarse a las nuevas reglas.

Pasaportes 4 Pausa
<p>Se expiden aproximadamente 20.000 pasaportes por año en el país. Y el incremento de entrada y salida de nacionales y extranjeros ha aumentado considerablemente en estos últimos años.</p>

Se expiden aproximadamente 20.000 pasaportes por año en el país. Y el incremento de entrada y salida de nacionales y extranjeros ha aumentado considerablemente en estos últimos años.

Diferencias entre pasaportes

Pasaporte policial

El Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional es la encargada de la emisión de este documento, a través de sus oficinas en todo el país.

Pasaporte consular

Es expedido por misiones diplomáticas y oficinas consulares a los nacionales paraguayos residentes en el exterior. Este pasaporte es igual al que otorga la Policía Nacional y cuenta con el chip.

Pasaporte de emergencia

Este documento no contiene el chip y es realizado a mano. Tiene menos hojas y puede salir en menos tiempo. Pero solo se da en casos de emergencia y es imprescindible que haya sido impreso en nuestro país, siguiendo las recomendaciones de la OACI.

Pasaporte provisorio (salvoconducto)

Es también un pasaporte de emergencia que sirve solamente para retornar al país. Es expedido por las representaciones diplomáticas y consulares a los nacionales paraguayos que deban regresar y se encuentren sin documentos de viaje por destrucción, inutilización, extravío o sustracción de los mismos.

Pasaporte diplomático y oficial

Expedido a diplomáticos y funcionarios que presten algún servicio al Estado o personas que reciban alguna misión concreta en el exterior.

Se puede encontrar más información en la página del Ministerio de Relaciones Exteriores (http://www2.mre.gov.py/) y en la página del Departamento de Identificaciones (www.policianacional.gov.py/identificaciones).

Requisitos para el pasaporte policial / Validez: 5 años

- Copia de la cédula de identidad vigente.

- Presentar el certificado de cumplimiento tributario (CCT) o la constancia de no ser contribuyente expedida por la SET (descargar de la página web de la SET- Marangatu), conforme a lo establecido en la Resolución General Nº 3/13 de la SET.

Requisitos para el pasaporte consular / Validez de 5 años para nacionales y 2 años para los paraguayos naturalizados.

- Ser paraguayo natural o naturalizado.

- Poseer cédula de identidad civil paraguaya, o una copia del mismo, o del pasaporte vencido u otro documento idóneo que compruebe la identidad del solicitante.

- Ser residente en la jurisdicción de la Representación Diplomática y/o Consular.

- Comparecencia personal a la sede de la Representación Diplomática y/o Consular (excusable en casos debidamente justificados).

- No poseer antecedentes policiales.

Requisitos para pasaportes de emergencia / Validez: 12 meses

Son los mismos que para el pasaporte consular, la diferencia es que solo puede ser expedido en casos excepcionales, por motivos humanitarios y en favor de hijos o hijas de madres o padres paraguayos nacidos en el extranjero, cuando se encuentren en el territorio nacional y no hayan podido culminar los trámites necesarios para la obtención de la nacionalidad.

Requisitos para pasaportes provisorios / Validez: 60 días

- Ser paraguayo/a natural o naturalizado/a.

- Poseer o mencionar el número de cedula de identidad civil paraguaya, del pasaporte anterior u otro documento idóneo que compruebe la identidad del solicitante.

- Comparecencia personal ante la sede de la Representación Diplomática y/o Consular.

Dejá tu comentario