Deportes

Una arenga desde el hospital

 

Estaba internado y desde una cama de un hospital combatiendo la leucemia que lo aqueja veía cómo iba perdiendo (1-3) su equipo, el Bologna ante el Brescia, pero una arenga en el entretiempo bastó para levantar la moral y dar vuelta el partido.

Un hecho que recorre el mundo un día después que las palabras del entrenador Sinisa Mihajlovic, fueron la clave para una remontada memorable del que los jugadores no se olvidarán jamás.

Este equipo lo integra el paraguayo Federico Santander, quien ingresó en el segundo tiempo. Los goles de Alfredo Donnarumma, en dos ocasiones, y Andrea Cistana habían puesto en ventaja al Brescia, mientras que Mattia Bani había marcado el descuento para el Bologna.

por video conferencia. La tecnología hizo posible para que el vestuario lo sienta al entrenador como si estuviera ahí. Una computadora con buena conexión y una comunicación a la distancia motivó a un grupo que tenía la ilusión apagada.

Mihajlovic, improvisó una arenga desde el hospital y sus palabras de aliento y motivación encendieron la llama de los jugadores que salieron al complemento con la misión de ganar.

Ahora están segundo en la tabla con 7 puntos de 9 posibles.

Tras la victoria los jugadores volvieron hicieron una parada en el hospital y saludar al DT, que los vio desde la ventana ya que no puede recibir a nadie.

Dejá tu comentario