País

Un timbó de 31 metros en San Bernardino es el Coloso 2022 

Imponente. Con una altura de 31 metros, circunferencia de 6,8 metros y 108,5 metros de copa, un timbó se consagró como el Árbol más Grande del Paraguay, del concurso Colosos de la Tierra 2022.

El añejo árbol está ubicado en la ciudad de San Bernardino y se destacó sobre los demás finalistas por su gran tronco y enorme copa. Este nuevo coloso fue postulado por Ana Ceuppens.

La premiación de los árboles más grandes se realizó ayer en el salón Soidaoma de Rakiura Resort.

Osvaldo Turlan, director ejecutivo de A Todo Pulmón, destacó que en este evento se premió no solamente a los árboles, sino también a las familias que los protegen y nos conectan con sus historias, culturas y paisajes.

Fueron más de 713 árboles postulados en esta edición de Colosos. ‘‘Un récord que nos desafía a seguir impulsando iniciativas y proyectos ambientales cada vez más integrales”, indicó.

PREMIADOS. Otro imponente timbó de Lima se quedó con la categoría del más alto del Paraguay. Ubicado en San Pedro, el árbol fue postulado por Augusto Sanabria. Cuenta con una altura de 37 metros, circunferencia de 4,8 metros y copa de 81 metros.

El árbol con mayor circunferencia del tronco es un gigante yvyra pytã, ubicado en el Parque Nacional Caazapá y postulado por la guardaparque Laura Ayala. Sus medidas son 8,9 metros de circunferencia de tronco, 24,5 metros de altura y 44,22 metros de copa.

Por otra parte, la categoría del árbol con mayor circunferencia de copa se lo lleva un frondoso timbó de Maciel, postulado por la empresa Reljuv, que cuenta con 6,4 metros de circunferencia, 23,5 de altura y 103,6 metros de copa.

El árbol más grande del Chaco lo ganó un enorme samu’u, de Boquerón, postulado por Wesley Flaming, que cuenta con una altura de 18 metros, circunferencia de 8 metros y copa de 64 metros.

En la categoría “Árbol de la Gente” se llevó el galardón un ejemplar de ka’a oveti, ubicado en Juan León Mallorquín, Departamento de Alto Paraná. Fue postulado por la familia Barrientos y se destacó por ser el más votado en las redes sociales.

Durante la premiación, Ezequiel García, presidente de A Todo Pulmón, recordó al periodista Humberto Rubín (1935-2022), quien fue el impulsor de los Colosos.

“Aquí estamos más fuertes que nunca, premiando a los árboles más grandes del Paraguay y América Latina, llevando en alto el sueño de mi querido abuelo Humberto, que trabajó de manera incansable para dejar un legado de conservación de nuestros bosques y reservas naturales”, manifestó.

En las tres expediciones de Colosos de la Tierra fueron recorridos 4.395 kilómetros, donde se visitaron los departamentos de Caazapá, Itapúa, Misiones, San Pedro, Concepción, Boquerón, Presidente Hayes, Canindeyú, Alto Paraná, Caaguazú, Guairá, Cordillera y Central.

EXPANSIÓN. En esta edición, el concurso Colosos de la Tierra expandió fronteras y se abrió a América Latina y el Caribe con la postulación de 23 árboles de países, como Argentina, Brasil, Uruguay, República Dominicana, Haití y Venezuela.

El ganador de la categoría Coloso Internacional es un gigantesco e imponente ejemplar de samaúma, ubicado en el estado de Mato Grosso, Brasil, y fue postulado por Wagner Gervazio.

Colosos de la Tierra es un concurso anual que se originó en Paraguay, con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia de preservar los bosques nativos y el respeto hacia los árboles, es impulsado por A todo Pulmón, fundación que nació a partir de una campaña de concienciación ambiental llevada a cabo en el año 2009, buscando involucrar a la ciudadanía en proyectos de arborización y reforestación.

Bosques se perdieron por deforestación

El Instituto Forestal Nacional (Infona) presentó ayer un informe que detalla datos exactos respecto a las causas del cambio de uso de la tierra en el país. Se trata del Reporte Nacional de Cobertura Forestal y Cambios de Uso de la Tierra 2017-2020, un documento que ofrece datos oficiales con altos estándares técnicos y científicos. El acto contó con la presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez y altas autoridades del Poder Ejecutivo, en el salón de convenciones del Banco Central del Paraguay.

El documento tiene como objetivo actualizar la información del estado de los bosques, con miras al Plan Nacional de Restauración Forestal.

La presidenta del Infona, Cristina Alejandra Goralewski, precisó que en el periodo 2017-2020 se perdieron 756.000 hectáreas a nivel nacional, de las cuales 660.000 hectáreas corresponden al Chaco y en el caso de la región Oriental, fueron un poco más de 89.000 hectáreas.

En el caso del territorio chaqueño, el 85 por ciento se dieron por el cambio de uso de la tierra, aprobados dentro del marco de criterios y normas vigentes. De ahí la necesidad de impulsar el Plan Nacional de Restauración de Bosques, cuya primera fase contempla la realización de un taller que apunta a involucrar a todos los sectores del país.

“Es un llamado a la acción. Lo que queremos es tomar conciencia con estos datos. Es la toma de conciencia, las grandes reformas nacen de la cooperación de la ciudadanía, con el sector público y privado”, enfatizó.

Dijo que, en primer lugar, la información recolectada servirá para armar un diálogo entre los sectores públicos y privados, para poder definir cuáles son las zonas de alto valor para la conservación y detectar las formas de restaurarlas, además de darle un valor económico a cada bosque.

756.000 hectáreas a nivel nacional se perdieron en tres años desde el 2017 hasta el 2020 según detalles del Infona.

660.000 hectáreas de bosques perdidos se encuentran en la Región Oriental y 89.000 corresponden a la Oriental.

Dejá tu comentario