Política

Un nuevo reclamo por paternidad sacude ahora al presidente Lugo

Una enfermera de San Pedro rompe el silencio luego de 10 años y cuenta los pormenores de una relación que, según ella, mantuvo con el exobispo y de la cual nació un niño que pide le reconozcan.

Por Rino Giret <br/><br/>rgiret@uhora.com.py<br/><br/>

Narcisa Delacruz tiene 42 años, es oriunda del Departamento de San Pedro y ahora decidió romper el silencio que desde hace 11 años guarda celosamente sobre uno de sus mayores tesoros: su hijo menor,de tan solo 10 años.

Es enfermera de profesión y desde hace 9 años trabaja en el IPS, donde actualmente se desempeña en la sección Archivos del Hospital Central.<br/><br/>Narcisa cuenta que conoció en San Pedro a Fernando Lugo, cuando el ahora jefe de Estado era obispo de esa diócesis. "Eso hace 11 años más o menos", relata en una entrevista concedida a Última Hora y Telefuturo.<br/><br/>El nombre de Narcisa ya salió a luz cuando Viviana Carrillo abrió, en el 2009, las compuertas del primer escándalo por filiación que sacudió al presidente, un mandatario ya acostumbrado a estar entre las cuerdas judiciales ante demandas de este tipo.<br/><br/>Narcisa está casada con un hombre con el que tuvo cuatro hijos y del que estuvo separada durante cinco años.

En ese lapso, la mujer dice que mantuvo una relación con el presidente, por entonces obispo, de la cual nació su hijo menor, el quinto de la familia.

<br/><br/>Actualmente, Narcisa volvió a hacer pareja con su marido, quien terminó reconociendo al niño por el amor que le tiene, asegura.<br/><br/>

<br/><br/>CONSEJOS. "Yo le conocí en San Pedro (a Lugo) y como tenía problemas con mi marido me acerqué a él para que me dé consejos, y también le pedí ayuda para que me consiga un trabajo", comenta Narcisa, quien agrega que "en ese momento nosotros vivíamos en San Pedro y solíamos hablar con Lugo, porque era amigo de mi familia". Cuenta que ella solía frecuentar el Obispado de San Pedro para conversar sobre sus problemas familiares de entonces. <br/><br/>Narcisa relata que cuando su hijo tenía apenas 10 meses Lugo le conoció al niño en Santaní, luego de oficiar una misa por la fiesta patronal de la ciudad. "Yo me acerqué y le dije que él era su hijo", expresa, y añade que "le alzó y dijo que era un niño muy lindo, y desde esa vez él ayuda a mi hijo".<br/><br/>Al preguntársele en qué consistió esa ayuda, Narcisa afirma que el mandatario siempre "le llevaba dinero, en el día de su cumpleaños, en el día de Reyes, Navidad o en Año Nuevo siempre le llamaba o le enviaba dinero".<br/><br/>Según la mujer, el niño recibe una mensualidad del presidente, quien le hace llegar el dinero a través de su secretario privado, Miguel Rojas. Agrega que su hija mayor concurre a principios de mes al Palacio de López a retirar la mensualidad, con la cual costean el colegio y otros gastos del menor.<br/><br/> Narcisa se convierte así en la cuarta mujer en reclamarle al presidente Lugo la paternidad de un hijo. La primera fue Viviana Carrillo, quien en abril de 2009 entabló una demanda por filiación contra el jefe de Estado, quien terminó reconociendo la paternidad de un niño de dos años. La segunda fue Benigna Leguizamón, quien mantiene en los estrados judiciales una interminable batalla legal para someter al mandatario a pruebas de ADN. La tercera es Hortensia Morán, cuya demanda fue desestimada por haber dado negativo las tres pruebas de ADN a las que fue sometido el presidente.<br/><br/>Y cuando los fantasmas de la paternidad no asumida parecían haberse disipado, ahora surge Narcisa con este nuevo reclamo.<br/><br/> <br/><br/>POR QUÉ AHORA SÍ. Resuelta, la mujer afirma que está decidida a presentar una demanda por filiación para lograr que Lugo reconozca a su hijo menor.<br/><br/> ¿Por qué ahora hablás de una demanda y antes nunca lo hiciste?, se le preguntó. "Ahora yo quiero, porque él (su hijo) está grande y quiere el apellido de su papá. Antes no hice, porque mi hijo no decía nada y el presidente le ayudaba luego, pero ahora reclama y quiere el apellido de su papá", responde la mujer.<br/><br/>Narcisa dice que la ayuda del presidente hacia su hijo nunca se interrumpió, pero que la relación entre ella y el mandatario se cortó cuando este llegó al Palacio de López. "Talvez porque cuando él tuvo la primera demanda por filiación salió también mi nombre y quizás por eso hubo ese cambio", justifica la mujer, quien añade que las veces que se encontró con el jefe de Estado este nunca negó la paternidad sobre el niño.<br/><br/>Comenta que cuando el menor tenía 7 años le contaron que el presidente era su padre. ¿Y qué dice?, se le preguntó. "Ahora me dice que quiere tener el apellido de su papá, y yo le digo que va a ser difícil, pero él me dice que tenemos que probar". Cuenta que hace poco el niño lloró porque su madre le dijo que no harían las acciones legales para lograr el reconocimiento de su padre.<br/><br/>Relata además que el menor se encuentra con asistencia sicológica y que en una oportunidad habló con la sicóloga. "Me contó que él le dijo que no le importaba la plata que (Lugo) le estaba dando, que quería el apellido de su papá; entonces la sicóloga me dijo que hable bien con mi marido para ver qué hacer", indicó Narcisa.

<br/><br/>EL "DESMENTIDO"<br/><br/>Cuando estallaron los escándalos por paternidad, Narcisa Delacruz salió a desmentir que tenga un hijo con Lugo. "Cuando eso él asumió recién y me dijo que nosotros íbamos a estar bien", responde la mujer al justificar un comunicado emitido en su nombre aquella vez.

<br/><br/>COMO GOTAS DE...<br/><br/>Un hecho sorprendente del caso de Narcisa Delacruz es el gran parecido que existe entre su hijo menor y Fernando Lugo, según constatamos. Aunque un reclamo por filiación se define en los estrados judiciales, no deja de llamar la atención este aspecto del caso que ahora sale a luz.<br/><br/>

Dejá tu comentario