País

UCA: Crisis sigue tras desencuentro entre los estudiantes y autoridades

Desencuentro y cruce de acusaciones entre las máximas autoridades de la Universidad Católica de Asunción (UCA) y los estudiantes en toma dilatan aún más la crisis en esa casa de estudios cuya sede central y Rectorado se encuentran ocupados desde el 1 de agosto.

Tras el infortunado acuerdo al que habían arribado los universitarios con los obispos mediadores, designados por la Conferencia Episcopal para zanjar el conflicto, ayer tanto el Consejo de Gobierno como el mismísimo gran canciller de la UCA, monseñor Edmundo Valenzuela, se llamaron a silencio y no asistieron a dos llamados para revisar y firmar el acuerdo de partes redactado por los estudiantes para levantar la medida de fuerza.

Ninguna autoridad apareció frente a la sede central a las 8.00, tal como habían quedado en la reunión previa que mantuvieron los tres obispos Guillermo Steckling, Julio Caballo y Ricardo Valenzuela con tres estudiantes, en el interior de la Catedral Metropolitana.

Los obispos conciliadores volvieron a sus respectivas diócesis ayer. Mientras, los consejeros y el arzobispo mantuvieron reuniones a puertas cerradas, sin enviar señales de alguna propuesta nueva que ponga fin al impasse.

Valenzuela justificó la incomparecencia y salió al paso de los estudiantes acusándolos de haber dado “falsa información” respecto a que en la víspera “continuaría el diálogo con los obispos”.

El arzobispo eligió a un selecto grupo de medios de prensa -a otros se les privó el acceso- para dar a conocer su comunicado en el que afirma que los “ocupantes” de la sede central “no cumplieron con el compromiso de abrir los portones como se había acordado” para proceder después a la firma de la carta de compromiso.

Eran las 16.00 y los estudiantes elevaron una nueva convocatoria a las autoridades de la UCA para que lean el “acuerdo de partes” que redactaron y digan su parecer.

Les aguardaron en la entrada del Colegio La Providencia, desde las 18.00 hasta las 19.40. Ningún miembro del Consejo ni del Alto Gobierno apareció. El vacío de las autoridades continúa hasta nuevo aviso.

Dejá tu comentario