País

Turbio arroyo, visitado igual por peregrinos ante el calor

 

Aguas de color turbio y olor nauseabundo. Este es el panorama que presenta el cauce que se encuentra camino al Tupâsy Ycuá. A ello se suma la basura que se acumula en algunos tramos del curso hídrico.

Pese al mal estado de las aguas, las personas y los perros, entran en ellas para refrescarse en los días de intenso calor. Los pobladores relataron que las autoridades municipales hacen caso omiso a los reclamos de recuperación, que antes era el destino ideal para un chapuzón. “Deseamos que esto se mejore y que sea un lugar donde la gente pueda venir a pasar el día. El arroyo está abandonado, la gente tira ahí sus desechos y después igual se baña ahí”, dijeron.

Dejá tu comentario