Mundo

Trump busca que posible vacuna anti coronavirus sea solo para EEUU

El presidente estadounidense, Donald Trump, está intentado con elevados incentivos económicos garantizar para Estados Unidos el derecho exclusivo de una potencial vacuna contra el coronavirus en la que está trabajando un laboratorio alemán, informó este domingo Welt am Sonntag.

Según el dominical, se trata de la empresa biofarmacéutica CureVac, con sede en la ciudad de Tubinga (sur), que en colaboración con el Instituto Paul Ehrlich para Vacunas y Medicamentos Biomédicos, dependiente del Ministerio de Sanidad alemán, está trabajando en la fabricación de una posible vacuna.

El periódico, que se remite a informaciones procedentes de círculos próximos al Gobierno alemán, asegura que representantes del Ejecutivo germano están negociando ahora con CureVac para evitar que Trump se haga con los derechos exclusivos sobre una potencial vacuna.

Lea además: Británicos prueban con éxito en ratones una vacuna contra Covid-19

Trump está haciendo todo lo posible para conseguir una vacuna para Estados Unidos, "pero precisamente sólo para Estados Unidos", cita el dominical a fuentes próximas al Ejecutivo alemán.

El Gobierno alemán "está muy interesado en que se desarrollen vacunas y principios activos contra el nuevo coronavirus también en Alemania y en Europa", confirmó un portavoz del Ministerio de Sanidad a "Welt am Sonntag", y en este sentido señaló que el Ejecutivo mantiene intensivas conversaciones con la firma CureVac.

La propia empresa rechazó hacer declaraciones sobre este supuesta "indirecta, pero manifiesta, disputa comercial", según dice el periódico.

En su página en internet, CureVac, que cuenta también con sedes en Fráncort y en Boston (Estados Unidos), informó el pasado día 3 en un comunicado de una reunión de su entonces director ejecutivo, Daniel Menichella, con Trump para hablar sobre las posibilidades de desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.

Lea también: OMS tardará 18 meses en desarrollo de vacuna contra coronavirus

En la reunión, celebrada el 2 de marzo a invitación del presidente estadounidense y en la que estuvieron presentes asimismo el vicepresidente, Mike Pence, miembros del grupo de trabajo sobre el coronavirus, así como otros altos ejecutivos del sector farmacéutico y biotecnológico, se abordaron las estrategias y posibilidades para un rápido desarrollo y producción de una vacuna.

En el mismo comunicado, el laboratorio alemán dijo confiar en su capacidad para desarrollar una vacuna en el plazo de unos meses y afirmó que espera comenzar con los ensayos clínicos a principios de este verano.

El pasado día 11, la empresa informó en un comunicado que el fundador y presidente del Consejo de Vigilancia, Ingmar Hoerr, sucede a Menichella como director ejecutivo.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario