Economía

Tras la suba del gasoíl se viene una oleada de alza de precios

Todos los rubros que dependen del transporte se encarecerán. El remarcaje de precio será la constante, luego del anuncio oficial de reajuste del gasoíl de G. 430 por litro, dado a conocer ayer por el Gobierno.

A partir de ayer, todas las estaciones de servicios ya comercializaban el gasoíl a 4.755 guaraníes por litro, lo cual ya contiene los 430 guaraníes de alza decretado en la víspera por el Gobierno. El precio al público fijado por Petropar es de G. 4.700 el litro.

En consecuencia, los consumidores tendrán que pagar US$ 6 millones de dólares más por mes para adquirir el mismo volumen de diésel que normalmente carga en los tanques.

Las secuelas del pesado incremento del mencionado combustible presionarán, con fuerza, sobre la inflación de precios.

Se da como un hecho que la incidencia se sentirá en forma más extendida desde la próxima semana, cuando el transporte de carga movilice productos hacia los grandes centros de consumo, tras reabastecerse en las gasolineras.

El anuncio del alza fue dado en Palacio de Gobierno por el presidente de Petropar, Juan González Meyer, quien en ningún momento reveló cuánto gana la empresa estatal por litro comercializado del producto en cuestión. Lo que sí manifestó es que el valor del gasoíl ahora está sincerado, lo que quiere decir que se abandonó el esquema del subsidio para, nuevamente, dar lugar a las ganancias.

IMPACTO NEGATIVO. La Unión Industrial Paraguaya (UIP) ya se pronunció sobre el reajuste dispuesto. Sus voceros dejaron expresa constancia que se da como un hecho que las materias primas se elevarán un tanto y también el producto final, porque ambas etapas requieren del transporte.

La Coordinadora Agrícola del Paraguay también dio cuenta de que el 33% del costo de los productores agrícolas es gasoíl.

La carne, que por ahora está por las nubes, también tendrá un sobrecosto, considerando que para llegar de las estancias a los frigoríficos y, de estos puntos hasta los centros de venta al público, habrá que poner más guaraníes en términos de fletes.

El Gobierno tardó más de un mes para reajustar el precio del diésel, lo cual fue pernicioso, considerando que en el mercado ya se observó incrementos de precios a la expectativa de encarecimiento del gasoíl. En la mañana de ayer, varias estaciones de servicios ya estaban vendiendo 485 guaraníes más caro el producto, sin que el Gobierno haya comunicado oficialmente la medida alcista.

En suma, el consumidor sentirá directamente las secuelas del encarecimiento del gasoíl en la hora de pagar por compras en los cajeros de los supermercados, minimercados o cualquier punto de venta.

LOS PRIVADOS. El sector privado importador y comercializador del gasoíl, de mejor calidad, ya habían incrementado el producto 200 guaraníes por litro. Primero reajustó la Esso y luego le siguieron los demás emblemas. Igualmente, las distribuidoras ya alzaron el valor de sus naftas, también 200 guaraníes por litro.

LA DEUDA MOROSA DE PETROPAR NO BAJA

A pesar de que Petropar tuvo margen favorable en gasoíl desde el 2009 hasta agosto de 2010, la deuda morosa con Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA) no ha bajado ni un solo guaraní. Hasta hoy, el monto adeudado por la petrolera estatal es de 300 millones de dólares. Las autoridades actuales optaron por depositar en los bancos una parte de los recursos de PDVSA, ganar intereses y no abonar la deuda. Por otro lado, el presidente Juan González Meyer tampoco reactivó las unidades de negocios, por lo que en el presente Petropar es una mera empresa importadora que trae gasoíl del exterior y vende en su planta de Villa Elisa a los distribuidores. Es más, mantiene un plantel sobredimensionado de funcionario.

El precio del barril en Texas cerró, para entrega a diciembre, a 80,44 dólares, muy inferior a los parámetros de Petropar.

Dejá tu comentario