Política

Tras el conflicto, ña Meche y su hija aparecen en acto presidencial

El festejo por el aniversario de la fundación de Asunción en la víspera sirvió para reunificar a la familia presidencial, que se vio envuelta en un conflicto por denuncia de irregularidades en el Despacho de la Primera Dama.

En el Panteón de los Héroes, hizo su glamorosa aparición la sobrina del presidente Fernando Lugo, Mirta Maidana, quien recientemente tildó de hipócrita al mandatario por haber tenido hijo siendo obispo.

Tras declarar públicamente que los parientes son los peores, Lugo se confundió ayer en un efusivo abrazo con su hermana y primera dama, Ña Meche.

El presidente había respondido de esa manera la publicación de ÚH que reveló que la primera dama paga el alquiler de su vivienda con fondos de la fundación.

FIRMES. Los ministros y los directores de entes también estuvieron firmes en el acto.

El que brilló por su ausencia fue el vicepresidente de la República, Federico Franco. Un escueto mensaje de texto enviado por la Vicepresidencia señalaba que suspendía todas sus actividades del día por encontrarse indispuesto.

Referentes del PLRA tampoco asistieron. Solo los ministros azules, entre ellos Efraín Alegre, de Obras, y el de Educación, Luis Riart.

El mandatario palmeó y compartió los distintos eventos que se desarrollaron en la calle céntrica. En un acto juvenil, donde flamearon banderas de izquierda, el mandatario pronunció un breve discurso señalando que la austeridad de los festejos es la garantía de que su Gobierno será el más honesto de todos.

Hizo un llamado a los jóvenes para que no lo dejen solo. Así como recibió hurras por parte de simpatizantes, no faltaron los escraches de la gente que le gritaba su decepción.

Lugo se tomó su tiempo para saludar a las personas que se agolparon sobre Palma, sobre todo a los niños, y también posó para las fotos.

CRÍTICA. Por su parte, la Alianza emitió un comunicado en el que critica trabas del Parlamento y de algunos sectores de la prensa, que supuestamente mantienen una postura hostil al cambio social y al gobierno del cambio. Firman la nota Joaquín Bonnet, Juan Torales y Carlos Filizzola.

Dejá tu comentario