Mundo

Tras asaltarlo, le pidió un abrazo a su víctima

Un empleado de una estación de servicios en Argentina fue víctima de un asalto. El delincuente, tras despojarlo de todo el dinero que había en la caja, le dijo que para que todo quede bien, le dé un abrazo.

La víctima fue identificada como Facundo Kippes, trabajador de una estación de servicios en Bahía Blanca, Argentina, asaltada en la madrugada del viernes. El delincuente, que contaba con un arma, se alzó con cerca de 9.000 pesos argentinos.

Lo llamativo del caso fue que Kippes declaró a las autoridades que el ladrón, luego de despojarlo del dinero, le pidió un abrazo. “Me dijo que estaba re duro y que para que quede todo bien me pidió que le dé un abrazo”, indicó.

El trabajador siguió manifestando que el atacante llegó caminando al lugar y le pidió un cigarrillo. Posteriormente, le requirió el efectivo del lugar, informó el portal de noticias Infobae.

Luego, le confesó que se encontraba bajo los efectos de las drogas y le pidió que le diera un abrazo para que todo quede bien. La víctima explicó que por miedo aceptó y que después el hombre se retiró del lugar como llegó, caminando tranquilamente.

Tanto el dueño como el empleado realizaron la denuncia en la comisaría del lugar. Los encargados de investigar el caso analizan las imágenes de circuito cerrado del sitio asaltado.

Kippes manifestó que es la segunda vez que le roban en toda su vida. “El miedo te queda un poco, pero ya está, hay que agachar la mirada y seguir para adelante”, concluyó.

Dejá tu comentario