Economía

Tras acuerdo, paseros tomaron por asalto depósito aduanero de CDE

A pesar del acuerdo arribado entre las autoridades de control y los paseros de elevar la cota de importación de USD 150 a USD 300, los manifestantes se alzaron con los productos decomisados.

Un grupo de paseros saquearon ayer el depósito de la Administración Nacional de Aduanas ubicado en la cabecera del Puente de la Amistad, tras un acuerdo de elevar la cota de compra de USD 150 a USD 300. Todo se dio en el marco de una gran manifestación desplegada contra los controles aduaneros y la acción de la Unidad Anticontrabando, integrada por los ministerios de Industria y Comercio y de Agricultura, además de Aduanas, Fiscalía y las fuerzas públicas.

Tras las manifestaciones de los paseros y pequeños importadores organizados de Ciudad del Este, se conformó una mesa de negociación, encabezada por Julio Fernández, director general de Aduanas; el gobernador de Alto Paraná, Roberto González Vaesken, y representantes de los manifestantes. Se logró un acuerdo con el que se levantó la medida de fuerza en horas de la mañana.

Al salir de la movilización algunos pasaron por uno de los depósitos de Aduanas y llevaron mercaderías incautadas anteriormente. Entre los productos que se llevaron los paseros se observan frutas, hortalizas, cervezas y hasta bolsas de cemento. Todo esto ocurrió ante la atenta mirada de los guardias y agentes de Policía.

Entre los reclamos planteados se encuentra el aumento de la cota de compra de USD 150 a USD 300 para TVF (trafico vecinal fronterizo), que fue aprobado y que entró en vigencia ayer mismo. Igualmente se acordó la instalación de un cajero del Banco Nacional de Fomento para cobranzas y la habilitación de oficinas de control del Senave, Senacsa, MIC, INAN, entre otras.

Igualmente, se acordó trabajar de manera coordinada con el Senave la depuración de asignación de Afidi y combatir el ingreso de los productos restringidos, apostando a la formalidad, según consigna el acuerdo que lleva la firma de todos los sectores afectados.

SIGUE CONTROL. Consultado si el acuerdo no estaría fomentando el contrabando, Julio Fernández, director general de Aduanas, dijo que no y que los controles se seguirán haciendo, incluso con más fuerza en zona secundaria. “En absoluto, porque lo que acordamos, y con mucha firmeza, es que nada de lo prohibido se va a permitir. Lo prohibido es prohibido y eso está más que claro”, aseveró.

Insistió con que las fronteras tienen que ser protegidas y “si todos nos organizamos no tiene por qué haber problemas. Hemos llegado a un acuerdo para instalar aquí al BNF para agilizar los pagos y que haya oficinas de varias instituciones para que se agilice el comercio”, dijo Fernández.

En tanto que Carlos Maldonado, representante de los pequeños importadores del Mercado Municipal de Abasto, dijo que la idea es operar legalmente e ingresar al país mercaderías debidamente autorizadas.

Dejá tu comentario