Nacionales

Tras 30 años de lucha, los Guaná reciben títulos de sus tierras

De las 660 hectáreas que una comunidad indígena del pueblo Guaná necesita para vivir resguardando su cultura, les dieron título de propiedad solo del 8,3% de las tierras. Este trámite se concretó luego de 30 años de lucha.

Durante un acto celebrado en el litoral del Palacio de Gobierno, el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), procedió a la entrega del título de las 55 hectáreas de sus tierras ancestrales a la comunidad indígena Río Apa, situada en San Lázaro, Departamento de Concepción.

El trámite se da en coincidencia con el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Miguel Cuéllar, líder de la comunidad indígena, señaló que la adjudicación de sus tierras es un logro histórico por el cual llevan años de lucha. Sin embargo, dijo que, según la normativa vigente, cada familia nativa debe recibir unas 20 hectáreas de tierras y, como son 33 familias, deberían recibir 660 hectáreas en total.

La Ley 43, que modifica disposiciones de la Ley 1372/88, que regula los asentamientos de las comunidades indígenas, señala, en su tercer artículo, que se considera asentamiento indígena a un área física conformada por un núcleo de casas, recursos naturales, cultivos, plantaciones y su entorno, ligados, en lo posible, a su tradición cultural, atribuyéndose una superficie mínima de veinte (20) hectáreas por familia en la Región Oriental y de cien (100) en la Región Occidental

El director del Indert, Horacio Manuel Torres, aseguró que esta entrega de títulos significa un gran paso para la conservación de la cultura de los Maskoi, pero no se refirió a la cantidad insuficiente de tierras cedidas.

“Esta adjudicación es fundamental para el arraigo de esta comunidad que permita la preservación de su cultura y lengua que se encuentra en un alto riesgo de extinción. De las 393 personas del Pueblo Guaná, solo cuatro abuelitas dan vida a su habla nativa”, explicó.

Torres afirmó que su gestión se compromete a agilizar los trámites para que otras comunidades nativas puedan regularizar los documentos de sus tierras ancestrales.

La familia lingüística Maskoy Enlhet-Enenlhet registra un total de 393 habitantes, según el último censo (2012) y están asentados en los departamentos de Concepción y Alto Paraguay. Eran también conocidos con el nombre de Kashkiha.

Lea también: Paraguay: ¿Cuáles son las seis lenguas indígenas en peligro de extinción?

La lengua propia es guaná y es hablada por el 1,01% del total de la población. Mantiene un contacto lingüístico con el guaraní paraguayo, y escasamente con el castellano. Es una de las lenguas consideradas en serio riesgo de desaparecer, debido a la fuerte inclusión del guaraní paraguayo por los miembros de la comunidad.

En la creencia mitológica acerca del origen del hombre guaná, se habla de que sus antepasados subieron al suelo terrestre por un hilo y que, cuando salieron de lo que parecía haber sido un pozo, un papagayo cortó el cordel, según el portal tierradevoces.com.py.

El territorio paraguayo alberga a 19 pueblos indígenas, de cinco familias lingüísticas, y cada uno tiene su propia lengua. Actualmente, seis de ellas están en peligro de extinción

Subsidios para viviendas

La entrega del título de propiedad se dio en el marco de un acto del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat, en el que se entregaron además unos 1.000 subsidios habitacionales, para familias de ocho departamentos del país.

Durante el acto, el titular del Muvh, Dany Durand, destacó que en lo que va de su gestión se construyeron unas 10.174 viviendas, con lo que se generaron, además, unos 78.200 puestos de trabajo.

El ministro Dany Durand adelantó que en el próximo mes de setiembre se dará la palada inicial para la construcción del complejo habitacional de Mariano Roque Alonso, sitiado frente al predio de La Rural.

Dejá tu comentario