Nacionales

Transportistas no aceptan baja del pasaje y anuncian posible regulada

Los empresarios del transporte público del área metropolitana afirman que no existen condiciones para una reducción del pasaje y califican la decisión del Gobierno como un recurso político para apaciguar el escándalo en torno al SMO. Anuncian que podrían recurrir a reguladas.

El gerente de la Central de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), César Ruiz Díaz, adelantó que el próximo lunes se reunirán en asamblea general para decidir qué medidas tomar en torno a la disminución del precio del pasaje, con la que no están de acuerdo, por lo que podrían recurrir a reguladas.

Explicó en contacto con NoticiasPy que en la mañana de este viernes se reunieron con el viceministro de Transporte, Pedro Britos, donde se expuso una estructura de costo del pasaje que los empresarios consideran fue adulterada.

Lea más: Pasaje diferencial se reduce a G. 3.500 a partir del 1 de enero

Indicó que en un dictamen que Cetrapam solicitó a “profesionales de la República” se determinó que desde noviembre del 2018, técnicos del Gobierno “subvaluaron la tarifa porque modificaron grosera e irresponsablemente coeficientes que tiran los precios para abajo”.

Según Ruiz Díaz, alegaron que el empresario del transporte vende boletos por 30 días cuando solo trabaja 28 días, lo que fue negado por el sector privado, argumentando que en este cálculo no se contemplaron los costos o egresos.

“Dijeron que aumentó la cantidad de vehículos con aire acondicionado, es cierto; pero, llamativamente, no aumentó (según el informe del Gobierno) la cantidad de kilometraje que recorren esas unidades. Quiere decir que son los primeros buses voladores en la República del Paraguay”, expresó.

Otro punto cuestionado por Cetrapam fue la modificación que supuestamente impuso el Equipo Económico en los criterios de depreciación (desgaste de las unidades), “que hace más de 20 años se viene utilizando”.

“Dicen que los vehículos nuevos que empezaron a operar en junio del 2018 recién en enero se van a depreciar, quiere decir que en un mundo mágico los ómnibus que trabajaron durante seis meses no se deprecian, no se golpean, no se estropean”, ironizó ofuscado César Ruiz Díaz.

Por tanto, según el sector empresarial, la reducción del pasaje es una decisión política tomada “para apaciguar este incendio que se tiene con el Servicio Militar Obligatorio (SMO)” y por este motivo “se acabó la luna de miel con el Gobierno”.

Igualmente, anunció la disminución de la cantidad de unidades de transporte en las calles, hasta que puedan conversar con el Equipo Económico con presencia de la prensa y descubrir por qué “mintieron” a 750.000 usuarios del transporte público.

Cuestionó además que se baje el precio del pasaje G. 100 para el diferencial, que fue el sector que más invirtió y “dignificó” al viajero, y se mantenga el costo del convencional, donde existen “1.900 chatarras”.

Finalmente, descartó que salgan a la calle las unidades con sistema híbrido (combustible y electricidad). “Hemos invertido USD 190.000 por cada bus híbrido que hemos presentado y los vamos a guardar en el galpón”, añadió.

El viceministro de Transporte, Pedro Britos, comunicó este viernes que se decidió reducir G. 100 del precio del pasaje diferencial, con lo que desde el 1 de enero pasará a costar G. 3.500.

No obstante, se realiza un reajuste de G. 17 por boleto de aumento en el subsidio para este servicio.

Mientras que el pasaje convencional se mantendrá en G. 2.300, ya que en este caso se disminuye en 53% el monto del subsidio del Estado.

Dejá tu comentario