Economía

Tradicional tienda Casa China de CDE cierra sus puertas

 

A través de una nota dirigida a proveedores, que ayer empezó a circular por las redes sociales, una de las tiendas tradicionales de Ciudad del Este, Casa China, comunicó el cierre de actividades. Está instalada en la ciudad desde 1970. Si bien no aclara los motivos, no es ningún secreto la crisis comercial que viene arrastrando desde hace varios años el comercio de frontera.

En el escrito informa que a partir del hoy la empresa Casa China SA estará cerrando sus puertas para atención al público. “No obstante, estaremos realizando las devoluciones correspondientes de las mercaderías consignadas a puertas cerradas, y luego de todas las devoluciones se procederá al cierre de cada planilla para el posterior arreglo con cada uno de ustedes”.

El escrito menciona igualmente que se trata de una decisión que no fue fácil de asumir por los actuales directivos de la firma, considerando los años que lleva el comercio y que forma prácticamente parte de la historia de la ciudad.

“Es una situación y una decisión muy difícil de tomar teniendo en consideración los años y el prestigio que adquirió a lo largo de estos años la empresa Casa China desde 1970. En honor al fundador y a la actual directiva no nos resta más que agradecerles a todos ustedes por el apoyo y el aprecio de siempre”, concluye la nota.

La noticia empezó a correr por todos lados y se instaló la duda debido a que el escrito no tenía sello, ni firma, si bien tenía el membrete de la empresa.

Las dudas fueran disipadas por Linda Taijen, quien es abogada de la empresa y actual titular del Consejo de Desarrollo Económico y Social de Ciudad del Este (Codeleste). Si bien no pudo atender nuestro llamado, por mensaje de texto confirmó la noticia, sumándose a las voces de lamento que empezaron a escucharse en los diferentes sectores de la ciudad. “La nota es real. Realmente es una pena”, refirió.

Así también, el Grupo de Trabajo Empresarial Fedecamaras, a través de su presidente, Juan Armando Santamaría, también lamentó la decisión, señalando que se trata de un momento difícil que vive el comercio de la ciudad y que sin dudas una decisión así no es fácil por el alto impacto que tiene en el aspecto social, teniendo en cuenta que muchas fuentes de trabajo se anulan con esta determinación.

“Esto nos debe llevar a una reflexión profunda de lo que está ocurriendo en la ciudad”, indicó.

Dejá tu comentario