25 feb. 2024

Todavía no cumplen con parque cerrado

De acuerdo con una resolución emitida por el titular de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana, los vehículos de la institución, que están a cargo de algunos legisladores y funcionarios de la institución, debían permanecer en parque cerrado desde ayer.

En espera.  Algunos de los móviles de la Cámara Baja.

En espera. Algunos de los móviles de la Cámara Baja.

Sin embargo, los parlamentarios solicitaron una prórroga para la entrega.

De esta manera tendrán tiempo hasta las 19.00 de hoy para entregar los vehículos y recién el viernes, los medios de prensa podrán tener acceso al estacionamiento donde quedarán en parque cerrado, según informaron desde la sede parlamentaria.

La disposición es “a los efectos de precautelar el buen uso de los bienes de la Cámara de Diputados, atendiendo las elecciones generales previstas para el 22”, dice una parte del documento.

También se establece que la jefatura de transporte realice la verificación de cada uno de los rodados y eleve un informe técnico sobre el estado de los vehículos.

Para las elecciones internas de diciembre pasado se tomó la misma medida, que fue acatada por los legisladores.

Los móviles de la Cámara Baja son asignados a la presidencia, a miembros de la mesa directiva, como también a las principales comisiones asesoras y en algunos casos a los líderes de bancadas.

Varios diputados, a pesar de contar con sus propios vehículos, prefieren utilizar los móviles de la institución. De esta manera cuentan con combustible, seguro y mantenimiento gratis, además de no dañar su patrimonio pero sí el de la Cámara, tal como sucedió con la diputada liberal Ramona Mendoza.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.