Economía

Titular de Conajzar renuncia en medio de conflicto por apuestas

Sorpresivamente, Javier Balbuena presentó ayer su renuncia tras cuatro años y medio al frente de Conajzar. Su dimisión se da luego de las presuntas irregularidades en la concesión de apuestas deportivas, aunque él lo niega.

La Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar) se quedó ayer sin presidente, tras la sorpresiva renuncia de Javier Balbuena, quien se desempeñaba en el cargo desde el 9 de setiembre del 2013.

De profesión abogado, Balbuena aseguró que su dimisión fue una decisión personal, ya que prefiere volver al ámbito privado, tras una oferta de asesoría recibida días atrás por parte de un organismo internacional.

Se supo que en su reemplazo asumirá Óscar Ramón Portillo Martínez y se espera el decreto del Ejecutivo.

Balbuena señaló que su compromiso fue permanecer en el cargo solamente por tres años, pero que accedió a seguir más tiempo por una solicitud del Ejecutivo.

Polémica. La renuncia de Balbuena se da luego de las presuntas irregularidades denunciadas por varias empresas en el proceso licitatorio que resultó en la adjudicación de las apuestas deportivas a favor de Daruma Sam SA (Apostala).

La firma ganadora había sido adjudicada para explotar las apuestas deportivas por cinco años, luego de que Conajzar haya descalificado en última instancia a la otra oferente, Jockey Club del Paraguay.

Tras denuncias de empresas descalificadas, la Contraloría General de la República (CGR) inició a fines del año pasado una auditoría y pidió a la Conajzar la suspensión del proceso antes de la apertura de sobres, hasta que se emita el dictamen respectivo, lo que fue obviado por la entidad dependiente del Poder Ejecutivo.

Finalmente, a mediados de febrero de este año, la CGR dictaminó a favor de la revocación de la adjudicación, de modo de reencauzar los puntos ambiguos insertos a través de la adenda al pliego de bases y condiciones (PBC).

Para el ente contralor, la adenda abre el PBC a la aparición de situaciones supeditadas a la ocurrencia de un posible hecho futuro, cuestión que se contrapone a los principios establecidos como básicos en la redacción de un PBC y sus partes, que deben ser claros, precisos y ligados a hechos reales.

Rechazo. Consultado al respecto, Balbuena negó que su renuncia tenga que ver con este proceso licitatorio.

Señaló que, a su criterio, el referido dictamen se dio en tiempos electorales y carece de sustento jurídico.

"Ellos (Contraloría) dicen que la licitación fue ambigua. Sin embargo, en su dictamen se ve que sus conclusiones no se condicen con su análisis. Pero más allá de todo eso, mi renuncia es una cuestión personal. Pudo haberse dado cuando hubo otro reclamo por el bingo o la quiniela, pero tocó en este momento", expresó.

Agregó que se va de la institución "con la conciencia tranquila", alegando que durante su administración la Conajzar se consolidó como una institución seria y confiable. "Me voy con la conciencia tranquila de haber hecho bien las cosas, dejando una casa en orden, con recaudaciones récords y con una formalización importante del rubro", manifestó Balbuena.

Dejá tu comentario