Política

Testigo declaró que Messer y Cartes fueron socios en Banco Amambay

La Comisión Bicameral de Investigación sostiene en su informe que el cambista brasileño acusado de lavar dinero utilizó esta entidad para realizar movimientos financieros sin ser reportado.

Lúcio Bolonha Funaro es un empresario brasileño cuyo testimonio fue clave en el caso Lava Jato en Brasil e incluso condujo a la Justicia brasileña a procesar al ex presidente Michel Temer. El informe final de la Comisión Bicameral de Investigación (CBI) sobre Darío Messer y sus presuntos delitos en Paraguay señala que Funaro también salpicó a otro ex mandatario: Horacio Cartes. En mayo de 2018, declaró en el marco de un “acuerdo de colaboración” con el Ministerio Público Federal que Messer “era socio de Horacio Cartes en la empresa Banco Amambay” y que no podía precisar si lo era “de forma ostensiva u oculta”.

Al respecto, el informe de la CBI indica que este es un dato no menor, teniendo en cuenta que Messer presuntamente utilizó el Banco Amambay para lavar dinero.

En ese sentido, el documento señala que Messer contaba con G. 14.500.000.000 depositados en el Banco Amambay en noviembre de 2016. De igual manera, menciona que en el informe Lava Jato se revela que el Banco Amambay actuó como intermediador de las transacciones financieras de Messer en Paraguay desde abril de 2011.

Nota relacionada: Messer: Comprueban complicidad de Cartes y entidades

“El Banco Amambay, como sujeto obligado, tenía el mandato de reportar a Seprelad los movimientos en las cuentas de Messer, ya que este debía ser considerado como un cliente de alto riesgo, pues operaba en zona fronteriza, con montos de dinero muy elevados, giros desde paraísos fiscales, como, por ejemplo, lo reportaron el BNF (2015) y el Banco Continental (2016). Amambay no generó ningún ROS (reporte de operaciones sospechosas) en el momento”, advierte el informe de la comisión bicameral.

Asimismo, aclara que, por su “omisión, acción u otro motivo”, el Banco Amambay permitió que Messer pudiera “diversificar su dinero de origen dudoso, transferirlo en diferentes empresas y reintegrarlo” al sistema financiero.

Sobre el punto, en sus conclusiones, la CBI señala que la Justicia “deberá investigar con profundidad las declaraciones de Funaro y determinar si existieron hechos irregulares que involucren al ex presidente Cartes. Esto, teniendo en cuenta que la delación premiada en Brasil debe ir acompañada de documentos que prueben las afirmaciones”.

Por su parte, en diciembre del año pasado Eduardo Campos, director general del Banco Amambay, señaló en una entrevista con NoticiasPy que Messer estaba calificado como cliente de alto riesgo, que solo hacía operaciones locales y que sus sociedades no tenían cuenta en la entidad bancaria. Afirmó que tras enterarse sobre su imputación en Brasil, el banco emitió el ROS a la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero. Además, aseguró que el banco nunca vendió bonos del Tesoro a Messer.

NEXOS. Con respecto a los vínculos comerciales entre Messer y Cartes, el informe señala que Messer empezó a operar en Paraguay en 1989 como socio fundador de Cambios Amambay SRL, firma que tres años después pasaría a ser Banco Amambay. Todo esto, según la declaración de César Monti, otro de los socios fundadores.

Embed

Dejá tu comentario